"Grupo de obsecuentes": Baby Etchecopar disparó contra los médicos asesores de Alberto Fernández

El periodista no se guardó nada.

En su editorial del jueves, Baby Etchecopar, uno de los periodistas más polémicos de los medios de comunicación de nuestro país. Fue en su programa de A24, donde no dudó en disparar contra el grupo de profesionales de la salud que asesoran a Alberto Fernández en medio de la pandemia de coronavirus. “Hoy comenzó a rumorearse que van a extender la cuarentena quince días más”, comenzó diciendo el conductor.

“Yo voy a decir lo que siento como ciudadano, creo que ninguno sabe nada, que ya se ha convertido en una cueva de pel… y chantas, mentirosos, obsecuentes, genuflexos, inventores de la pólvora sin humo. Todo el mundo opina. El presidente es como Nerón, que tocaba una lira como el cul… y el grupo de obsecuentes decían ‘qué bien canta, qué bien toca’, mientras Roma se incendiaba, él tocaba la lira y todos lo aplaudían”, lanzó el periodista.

Esto es lo que está haciendo Alberto. Creo que, con todo respeto a la profesión, está rodeado de médicos obsecuentes. No habría que haberle dado nunca cámara a los virólogos del presidente, creo que tendrían que haber sido tipos ocultos, tipos de asesoramiento, y no que salgan a hablar horas y horas en la televisión. Todos pasan los 67, lo 70 años… Están en el final de su carrera la mayoría”, disparó Baby Etchecopar.

Sin ningún tipo de filtro, no dudó en disparar contra los médicos. “No dudo de su maravillosa profesión ni de que son personas que están años luz arriba mío en cuanto intelecto. De lo que sí dudo es de los huev… no del corazón. Tienen mucho miedo de largar la cuarentena y que cuando empiecen a caer los muertos, que van a caer, le echen la culpa a ellos. Entonces, cada vez que Alberto Fernández se da vuelta y les pregunta qué hacer, dicen ‘Y yo dejaría quince días más por las dudas”, arremetió.

“Creo que Kicillof está haciendo unos test pedorros, creo que no se están tomando las medidas necesarias. Están estalladas las villas, la Matanza, el Conurbano, los lugares más humildes. Empieza el frío y empiezan a caer los muertes. Me parece, muchachos, con todo respeto, a los médicos, que se debería haber callado la boca. Yo llamaría a médicos de otros países, infectólogos de Israel, de Francia, España o de Estados Unidos”, sentenció Baby Etchecopar.

Compartir en: