"Lo que más me enamora": ¡La China Suárez contó qué es lo que más le gusta de Benjamín Vicuña!

La rubia y una dulce publicación.

Son una de las parejas más queridas y mediáticas del mundo del espectáculo de nuestro país. Eugenia la China Suárez y Benjamín Vicuña pudieron dejar atrás la crisis de pareja por la que atravesaron a finales del 2019, y hoy se encuentran viviendo la realidad más hermosa. Y es que los actores, esperan a su segundo hijo en común, y no ocultan la felicidad, tal como lo demuestran en las redes sociales.

En medio de la cuarentena por la pandemia d coronavirus, la protagonista de Argentina, tierra de amor y venganza, decidió hacer un romántico posteo en su cuenta de Instagram, donde habló de una forma muy dulce de su pareja. “Muchas cosas admiro de vos. Pero lo que más me enamora es verte en tu rol de padre con todos tus hijos. Gracias. Te amamos @benjavicunamori”, manifestó mientras se los podía ver cantando “La vaca lola”, junto a Magnolia.

Habló de todo

Días atrás, Benjamín Vicuña brindó una entrevista con una periodista chilena y contó cómo está viviendo esta situación, y se refirió al embarazo de la China Suárez. “Vamos a ser papás, así que estamos felices en este momento extraño, pero quedándome con lo positivo, estando minuto a minuto como crece. Acompañando este embarazo…”, comenzó diciendo el artista trasandino.

“También estoy viendo el crecimiento de mis hijos. Justo Magnolia con dos añitos está aprendiendo a hablar. Cuando arrancó este tema yo estaba en Chile y sentí mucha ansiedad y angustia de que me agarrara lejos de mis hijos, pero al menos logré llegar acá para estar con mi familia, que es lo más importante”, contó, ya que comparte con Pampita el cuidado de los niños que tienen en común en estos momentos complicados.

“Las primeras dos semanas aquí el Presidente determinó, entre otras cosas, que debían estar con su mamá. Pero yo lo hablé con la mamá de los chicos y me dijo que estaba superada por la situación, sin gente que pudiera ayudarla, ni niñeras, ni nada. Y lo que se acostumbraba era, con los padres separados, que el padre los pueda ver 30 o 40 minutos. Pero luego se transformó y lo arreglamos por algo de sentido común, que los chicos pasaran una semana en cada casa”, relató.

Compartir en: