"Menos mal que lo tengo a él": ¿Pampita le lanzó una indirecta a Benjamín Vicuña?

La morocha dejó a todos sus seguidores con la boca abierta.

Hace algunos días atrás, Benjamín Vicuña rompió el silencio e inesperadamente hizo referencia a su exmujer y madre de sus cuatro hijos mayores, Carolina Pampita Ardohain. Y es que el actor chileno manifestó que a pesar de la cuarentena obligatoria establecida por el gobierno nacional hace más de dos meses, él llegó a un acuerdo con la modelo y conductora con respecto a los pequeños.

La actual pareja de la China Suárez, manifestó que la jurado del Bailando por un Sueño estaba “superada”, y dejó a todos con la boca abierta. Ahora, Pampita decidió hacer un posteo muy sugerente en su cuenta de Instagram, donde involucró a su marido, Roberto García Moritán, y que muchos interpretaron como una indirecta hacia su ex. “Cuando veo esto, pienso… Menos mal que lo tengo a él… Gracias @robergmoritan”, lanzó la morocha junto a una foto de los horarios escolares de sus hijos.

El relato de Benjamín

En diálogo con una periodista chilena, el actor fue contundente. “Llevo 66 días en Buenos Aires. No se puede pisar la calle, no se puede salir. Y lo estamos cumpliendo de manera estricta. Lo hemos tomado con mucha responsabilidad. Las primeras dos semanas aquí el presidente determinó, entre otras cosas, que debían estar con su mamá”, comenzó diciendo el protagonista de Argentina, tierra de amor y venganza.

“Pero yo lo hablé con la mamá de los chicos y me dijo que estaba superada por la situación, sin gente que pudiera ayudarla, ni niñeras, ni nada. Y lo que se acostumbraba era, con los padres separados, que el padre los pueda ver 30 o 40 minutos, pero luego se transformó y lo arreglamos por algo de sentido común, que los chicos pasaran una semana en cada casa. Y eso que se hizo fue una cosa de sentido común y luego se decretó”, contó.

“Y es la forma correcta que hemos hecho los padres separados. Y esto me alegra mucho porque uno de los beneficios de esto es que los niños están contentos de poder estar con sus papás. Capaz no tenemos en cuenta la gran carga educativa que tienen. El más grande mío se levantaba 7.40 y recién volvía a las 7 de la tarde, es decir que estaba 12 horas fuera de la casa, y llega agotado. Pero la demanda no es menor, por acompañarlos con la tarea, el buen humor”, sentenció.

Compartir en: