"No sos culpable de nada": Jorge Rial tranquilizó a una entrevistada que se largó a llorar en su programa

El periodista debió intervenir en un momento muy tenso.

Este viernes en Intrusos, el ciclo que conduce Jorge Rial a través de la pantalla de América TV, se siguió hablando sobre el escándalo del doctor Rubén Mühlberger. Ahora, la voz que se pudo escuchar fue la de Paola Fuentes, exempleada de la clínica de medicina estética del mencionado profesional que fue detenido el jueves de la semana anterior, por las irregularidades que la justicia encontró en su clínica.

Allí, la mujer relató un hecho verdaderamente estremecedor, y se terminó quebrando en medio de su relato. “Hubo un episodio con una persona, que no era famosa pero tenía cuadros… algo así. Era una señora obesa, se hizo una lipo… después de horas, el doctor se la llevó a quelación, que es donde le ponían en suerito. Ese mismo día, sin desayunar, sin almorzar, sin nada”, relató Paola delante de todos los integrantes del equipo.

“Yo pasé por quelación y en uno de mis recorridas estaba pálida, blanca y cuando la miré se desmayó. Subí corriendo y le avisé al doctor que la paciente se había desmayado y le dijo a una de mis compañeras que bajara, él se quedó en el consultorio. La fuimos a ver y estaba Leonor Benedetto al lado de la paciente, en quelación. Lo primero que me dijeron fue ‘Sacala a Leonor de ahí, que no vea, que no vea'”, relató.

“Esta señora no pudo controlar los esfínteres. No le podíamos tomar el pulso. Cuando el doctor me vio mee agarró del brazo y me dijo ‘Hacé algo’. Yo le decía que él era el doctor, que qué iba a hacer yo”, contó dejando a Jorge Rial con la boca abierta, que no podía creer lo que estaba escuchando: “El médico le decía a la empleada, cuando una de las personas estaba pasando su peor momento, que hiciera algo”, sostuvo el conductor.

“Ese día llegué muy mal a mi casa, porque en ese momento la vi a esa persona y me dio mucha lástima”, contó Fuentes rompiendo en llanto. “Tranqui. A ver, no sos culpable de nada vos. Esta en la angustia que debería tener el doctor Mühlberger, en vez de mandarle mensajitos a Chiche Gelblung en Polémica en el Bar, tendría que estar llorando como esta señora y pidiendo disculpas. Lo mínimo, doctor Mühlberger. Porque ella llora como si fuese una victimaria, y es una víctima”, la tranquilizó Rial.

Compartir en: