"Parezco una vieja loca y no es linda imagen para Antonia" ¡Verónica Lozano habló sin filtros!

La conductora de Telefe lanzó contundentes declaraciones.

Espontánea y sincera. Verónica Lozano es una de las conductoras que se ganó el corazón de los espectadores al ponerle su especial sello al programa que lidera de lunes a viernes en la pantalla de Telefe. Además, la mujer de Corcho Rodríguez es una de las que no se calla nada y dice lo que piensa frente a las cámaras, confesiones que algunas veces le traen más de un problema con el canal que la representanta y con su propio panel de periodistas.

Esta vez no fue la excepción y la presentadora televisivo se metió en un complicado terreno al animarse a mantener un picante ida y vuelta con nada más y nada menos que con Migue Granados. El hijo de Pablo y Verónica Lozano, sacaron varios trapitos al sol y se sinceraron al contar detalles de su intimidad y revelar qué hacen para sobrellevar los días de “aislamiento social obligatorio” decretado por el Presidente Alberto Fernández.

¡Vero Lozano sin filtros!

“¿Cómo te soles llevar en vacaciones o a la noche con un vinito, un churringui, música de noche?” ¿Te gusta toda esa movida?”, lanzó sin filtros el actor y humorista. Sorprendida, Lozano vio que no tenía escapatorias y fiel a su estilo, declaró: “Sí, me gusta esa onda, me gusta la música. En cuarentena le estoy entrando al whisky pero viernes y sábados nomás, no durante la semana, sino parezco una vieja loca con el coso de whisky ahí y no es linda imagen para Antonia“, manifestó.

Además, fue por más y mandó al frente a su pareja. “Al corcho también le gusta, toma un whisky o vinito pero es más de los viernes”, detalló la famosa y cerró con una tajante reflexión: “En cuanto al churro, no le estoy dando, le he dado, pero el encierro, el olor, es una cuestión que cuando hay hijos no me da, no lo tengo muy resuelto. O sea 10 años tiene Antonia, no es que va a decir prendió un sahumerio mamá”, concluyó Vero la dejar atónito a Migue.

Recordemos que días atrás, Verónica había abierto su corazón y declarado por qué no piensa en el casamiento. “Nunca hablamos de casarnos. Estamos muy bien así. No tengo ganas de casarme, no me va el casamiento. Me parece que estamos bien, ¿para qué?”, soltó y admitió que la maternidad es un tema cerrado. “Voy a cumplir 50 años así que ya fue. Tendría que haber sido pegado a Antonia. Corcho tiene a Juan y a Iara, que son grandes. Él ya tiene nietos”.

Compartir en: