"Se están cebando": Benjamín Vicuña se quejó de las tareas que le mandan a sus hijos

El actor está cansado de pasar todo el día ayudando a Bautista, Benicio y Beltrán con el colegio.

En su casa con la China Suárez y la pequeña Magnolia, Benjamín Vicuña está pasando la cuarentena muy tranquilo. Además, está tranquilo al saber que sus hijos mayores Bautista, Benicio y Beltrán pasan una semana completa con su mamá Pampita y la otra con él. Nunca antes estuvo tanto tiempo con ellos que no fuera en vacaciones, y está súper feliz de poder disfrutar este momento.

“Mis hijos están bien, felices y me repiten mucho de que están felices de estar con sus papás. La gran queja de estos tiempos es que no nos encontramos con nuestros hijos. Ellos tiene una carga educativa tremenda; mi hijo más grande entra al colegio a las 7.40 y hay veces que vuelve a casa a las 19, son 12 horas, están agotados”, comenzó relatando Vicuña en diálogo con la periodista chilena María Luisa Godoy.

“Uno los ve, los saluda y ni te registran. Este es el costado lindo, positivo, pero después hay una demanda que no es menor. Hay que estar, acompañar, hay que hacer las tareas, estar de buen humor… Lo que más me cuesta son las tareas con los más grandes, porque ya se ponen complicadas. Matemáticas, inglés… Ahí me pongo a ver… Piensan que uno es un superhéroe…”, agregó Benjamín sobre qué es lo único que le cuesta del aislamiento.

View this post on Instagram

Sábado ❤️ I

A post shared by Benjamín Vicuña (@benjavicunamori) on

“Lo que pasa con las tareas con los más chicos es que tiene que estar uno. No es que les puedo dejar la computadora o el teléfono. Con Benicio, las tareas son con el papá, y la verdad es que se están cebando. Están mandando una (terrible) cantidad de tareas y obligaciones. Hay un trámite que cumplir, pero básicamente es lo que hay que hacer ahora”, sumó Vicuña intentando comprender a los colegios.

Por último el actor cerró refiriéndose a sus actividades en confinamiento. “En mi caso, es estar con ellos, tratar de dejar la nostalgia y la ansiedad por el futuro, poder pensar en el día a día, disfrutar de mis hijos. Algo de lo que tanto me quejo por no poder estar con ellos con tanto viaje entre Argentina, Chile y España. Cuando mis hijos más grandes están con su mamá, como ahora, que estoy con Rufi y Magnolia, puedo estar un poco más tranquilo”.

Compartir en: