Sofía Zámolo hace catarsis en las redes sociales por su "miedo de ser mamá primeriza"

La modelo está atravesando un embarazo complicado y comparte el día a día desde su Instagram.

Mientras hace catarsis en sus redes sociales, Sofía Zámolo confesó que siente “miedo por ser mamá primeriza”. La modelo, en pareja con José Félix Uriburu, no les ocultó a sus seguidores del mundo virtual los sentimientos que atraviesa en medio de la pandemia de coronavirus. “Sigo leyendo mensajes lindísimos que me mandan, me encanta poder compartir este momento con ustedes. Como mamá primeriza me surgieron miedos y mil preguntas”, reveló al mostrar su tierna pancita.

“Leo sus historias de búsqueda y el camino que algunas recorrieron, y que otras están recorriendo, y me emociono. Lloro con ustedes. No pierdan las esperanzas, pidan sin querer controlar, recen para que ese milagro suceda cuando tenga que suceder, cuando Dios lo tenga planeado. Llénense de paciencia, de tolerancia y sobretodo miremos lo que sí tenemos. Agradezcamos el amor, la familia, un techo. Mucho, mucho que agradecer”, reflexionó además la rubia sobre la maternidad en sus últimos posteos.

No hay que olvidar que Sofía está atravesando un embarazo muy complicado y así lo comentó al charlar con la revista Gente: “Los primeros tres meses fueron un calvario. ¡Y yo, que esperaba tanto este momento! Tuve dos internaciones domiciliarias, en las que me aplicaban suero y Reliverán. Bajé tres kilos, que aún no puedo recuperar, a causa del asco que me producía oler un desodorante o ver si José comía algo con cebolla o ajo. Me descomponía su aroma”.

“No podía ni lavarme los dientes, apenas me levantaba porque me daba arcadas. Hasta el mate y el té me daban acidez. Probé todo para cortar las náuseas, hasta helado de limón, pero no funcionaba. Sé que en el fondo se viene lo más lindo, que es la bendición del embarazo. Pero fueron meses muy duros. Por momentos me decía ‘soñé toda mi vida con ser mamá, no me hagan esto'”, continuó la modelo con total sinceridad.

A su vez, la rubia habló en las redes sobre la perseverancia que tienen que tener las mujeres que tanto desean ser madres. “Jamás bajé los brazos, siempre tuve fe y aprendí a ser muy paciente para llegar a donde estoy hoy. Que nunca bajen los brazos, que crean más en Dios, en ustedes mismas. No pierdan la fe. Gracias por sus mensajes llenos de amor. Me llena el alma leerlas y conocer sus historias personales de búsqueda y de este sueño tan lindo tan puro que es ser mamá”, remarcó.

Compartir en: