"¡Cuando me enteré la quise matar!" ¡Jorge Rial hizo una confesión inesperada!

El conductor hizo gala de una sinceridad brutal. ¡Mirá!

Hay personajes de la televisión que nunca se callan nada y, en esa categoría, pueden colocarse a Jorge Lanata, Sergio Lapegue, Luis Ventura, Marcela Tauro y Vero Lozano, sin embargo, esta vez, quien quedó en boca de todos, fue el mismísimo Jorge Rial que sorprendió al hacer una confesión sobre un tema muy polémico que involucra a una persona muy cercana a su corazón: ni más ni menos que su hija Morena. Todo comenzó por el debate que generó la detención del doctor Rubén Mühlberger.

Directo

Recordemos que el profesional de la salud se encuentra en prisión domiciliaria, por ser paciente inmunodeprimido y haber tenido dos operaciones de cáncer, acusado de haber ejercido su profesión con la matrícula vencida y teniendo en su clínica medicamentos que no estaban debidamente acreditados. En este contexto, el conductor de Intrusos contó que su hija fue “alguna vez” a ese centro médico que, como reconoció él mismo, “no tiene habilitación”.

“Andá a saber lo que te pusieron. ¡Hasta mi hija fue alguna vez! Morena fue una vez a lo de Mülhberger. ¡Cuando me enteré la quise matar! Pero entonces todos pueden caer, por eso hablo de la víctima. Mi hija alguna vez fue porque la llevaron y porque el tipo le prometió todo eso. Y seguramente después que se fue le habrá dicho barbaridades. Como hacía con todo”, remarcó Jorge.

Y luego agregó: “Cuando yo me enteré me quería matar. Pero bueno, cada uno es responsable”. En ese momento intervino su panelista, Adrián Pallares, con una acotación: “Convencía a gente más grande, más adulta, con más experiencia, con más calle vivida, ¿cómo no va a poder convencer a una chica?”. Ante ese comentario, Rial continuó con su explicación, dejando en claro que él no estuvo de acuerdo con lo que hacía la joven y así lo habría dicho en su momento.

“A la persona que la llevó me la quería comer cruda. Quería agarrarlo por el teléfono. Porque obviamente, él trabajaba sobre la debilidad del otro. No estamos hablando de pacientes famosos, que iban por otra cosa, pero muchos iban a ahí con debilidades, con carencias, como decía Juan (Roccabruna, el recepcionista del doctor Mühlberger), gente que se venía del interior nada más que porque era el tipo de la tele”, cerró la charla Jorge.

Compartir en: