"Empiecen por el Hollywood que quiero verla divina" ¡Diosa de Telefe contó su experiencia con Mühlberger!

La diva reveló cuál es el tratamiento que siguió.

La polémica del doctor Mühlberger generó gran revuelo en el mundo del espectáculo. La noticia dejó atónitos a todos y varias figuras se vieron involucradas al aparecer varias perlitas sobre las irregularidades del profesional que tiene una clínica en el barrio de Retiro. En este caso, se conoció que una reconocida diosa de la pantalla de Telefe tuvo vínculo con el médico y siguió varios de sus tratamientos. ¿De quién se trata?

Su nombre es nada más y nada menos que Susana Giménez. La estrella del canal de las pelotitas fue una de las celebridades que aparecieron en la lista que difundieron varios periodistas al mandar al frente a los pacientes de Rubén Mühlberger. Tras la repercusión y ante la posible citación a la Justicia, la presentadora rompió el silencio y se animó a dar detalles de su vínculo con el doctor y los tratamientos que se realizó. “Estoy sorprendidísima con todo lo que estoy escuchado”, le dijo a Gente.

Luego fue por más y la hermana de Patricio indicó que tomó una pastilla “anti – COVID 19″ promocionada con el complicado profesional de la salud. “Me explicó que aumentaban las defensas, pero tomé una y las dejé por ahí!”, argumentó y agregó:  “¿Para qué más? Yo ya tengo mi combo personal de las mañanas: Vitamina C, Total Magnesiano, Omega 3…”, planteo sobre su postura de dejar de tomar el medicamento que desató la polémica.

Además, Giménez indicó que siguió un método para adelgazar. “Era amoroso, me tomaba de la mano y repetía ‘todo lo pienso para vos, Su. Mandé a traer una máquina especial de Montecarlo para que quedes espléndida’. Se mostraba como un gran apasionado de la medicina…¡Qué se yo! Me hizo bien a la piel y tenía un trato divino conmigo, por eso estoy azorada de todo los testimonios que escucho!”, detalló al reconocer que le dio un tratamiento denominada “hollywood”.

“Era como un shock de cremas y mascarillas”, se sinceró Su y fue por más: “Cada vez que iba pasaba tres o cuatro horas ahí adentroMe servían el té rojo, aunque el mío era un poco mas oscuro…no sé. Y siempre venía acompañado con almendras, con un tiramisú o algún alfajorcito”, declaró. “Cuando Mühlberger me recibía enseguida le decía a sus chicas: ‘¡Empiecen por el Hollywood que quiero verla divina en el programa!’ Pasaba al gabinete que ya me tenían preparado y las chicas comenzaban con la digitopuntura mientras me ponían las mascarillas y luego otro tiempo de masajes en piernas y en la espalda. ¡Y me iba!”.

Compartir en: