"Tomé una y las dejé": Susana Giménez admitió haber tomado la pastilla "anti - COVID 19" del doctor Mühlberger

La conductora contó cuál fue su experiencia.

La polémica con el doctor Rubén Mühlberger sigue sumando nuevos capítulos. En las últimas horas se conoció un tremendo dato que tiene como protagonista a nada más y nada menos que a Susana Giménez. La estrella de Telefe no pudo zafar y ante la información que circula en los medios, ella rompió el silencio y confirmó la noticia que dejó mudos a todos: la diva de los teléfonos confesó que pagó por el tratamiento “anti – coronavirus” que publicitó el “médico de famosos”.

En una reciente entrevista con Gente, la blonda realizó un contundente descargo en el que contó su experiencia personal con el profesional y detalló cómo siguió el tratamiento que ofreció Mühlberger para combatir la pandemia. “Estoy sorprendidísima con todo lo que estoy escuchado”, inició la hermana de Patricio al manifestar su sorpresa ante la repercusión del caso. Además, la rubia quiso desprenderse de los dichos de Luis Ventura, quien acusó que lo operaron sin saberlo y remarcó: “Con el terror que le tengo a las agujas…¡Pero si no tengo ni venas! Soy un desastre para eso”, dijo al negar que se inyectó en la clínica.

Consultada sobre el famoso método del doctor, Susana Giménez fue contundente al admitir que inició el tratamiento. “Me explicó que aumentaban las defensas, pero tomé una y las dejé por ahí!”, indicó y agregó: “¿Para qué más? Yo ya tengo mi combo personal de las mañanas: Vitamina C, Total Magnesiano, Omega 3…”, reflexionó y contó por qué lo dejó: “Yo quedé muy impresionada después de mi experiecia con Rímolo”, recordó la estrella televisiva.

Más tarde, Su comentó cómo llegó hasta el consultorio de Rubén Mühlberger. “Había ido para perder un poco de peso y me dio pastillas. Cuando tomé la primera y ú-ni-ca, la presión me subió a mil y terminé en el Fleni. Las mandaron a analizar y descubrieron que tenían Fenilpropamilamina (antetamina). ¡Desde ese día me juré no volver a tomar ninguna pastilla más!”, indicó con seguridad. “Su secretaria siempre me llamaba y me decía: ‘el doctor quiere que vuelvas, ¿qué otro días podés?’ Él siempre se mostró como un tipo encantador”, continuó.

“Cada vez que me veía me decía ‘anoche vi tal o cual película tuya y pensaba ¡qué mujer, qué mujer!’ Era amoroso, me tomaba de la mano y repetía ‘todo lo pienso para vos, Su. Mandé a traer una máquina especial de Montecarlo para que quedes espléndida’. Se mostraba como un gran apasionado de la medicina…¡Qué se yo! Me hizo bien a la piel y tenía un trato divino conmigo, por eso estoy azorada de todo los testimonios que escucho!”, cerró Giménez.

 

Compartir en: