Nazarena Vélez tuvo que llevar a Barbie de urgencia a una clínica: ¿qué le pasó?

La actriz abandonó la cuarentena para dirigirse con su madre a una guardia.

Nazarena Vélez está muy activa en las redes sociales durante la emergencia sanitaria. Y ahora en medio del aislamiento obligatorio con su novio, su hija Barbie, su yerno Lucas Rodríguez y su hijo menor Thiago comentó su preocupación por la salud de la participante del “Bailando 2020“. Esto se debe a que tuvieron que ir a una clínica en plena cuarentena por la pandemia de coronavirus que mantiene de rodillas a todo el mundo.

Bajo el título de “día intenso”, la artista contó todos los detalles desde su perfil de Instagram. “¿Cómo andan bellezas humanas? Yo tuve un día largo… Tuvimos que ir a la clínica porque a mi bebita le dolía la cabeza y vinimos hace un rato. Por suerte a ella no le pasa nada, más que heredó mis putas migrañas, así que por suerte, todo bien“, resaltó Nazarena, quien no dudó en acompañar a la joven a pesar de la delicada situación de los centros médicos del país.

Barbie Vélez, por su parte, había revelado anteriormente cómo está pasando la cuarentena junto con su familia. “Somos un montón, somos cinco en la casa, me vine a pasar a lo de mi mamá. Lo que más me molesta de mamá es que es muy ruidosa, muy ruidosa. Yo soy como muy del silencio, mis cosas, yo estoy muy en mi mundo y ella mucha música muy fuerte, esas cosas que yo cero. Pero bueno, vengo acá, soy medio visitante, así que me tengo que acostumbrar”, contó.

Nazarena Vélez y una confesión íntima inesperada

En otras de sus apariciones en el mundo virtual, Nazarena se animó incluso hace poco a realizar una confesión íntima. “Tenía 23 años. Fue mi segunda relación. Yo me había separado de Alejandro (Pucheta), el padre de Barbie. A los dos años, empecé a salir con este pibe que no vamos a nombrar, porque en otros capítulos también vamos a hablar de otras cosas que he vivido con él mucho más graves que un cuerno, que tienen que ver con la violencia de género”, comenzó.

“Vi que frente a la cama había una videoteca con varios VHS de películas de Alberto Olmedo, Jorge Porcel y otros sin rotular. Agarré uno de esos videos y estaba lleno de chicas con las que él tenía relaciones. Lo vi teniendo relaciones con más de ocho minas distintas. Ahogada en llanto, se me ocurrió ver un video que tenía una X y estaba yo teniendo relaciones con él. O sea, me había filmado sin que me entere. Me enloquecí y vi que al lado del televisor había una cámara con trípode, enfocando y grabando. Lo que más me impactó fue verme. Me volví loca, empecé a pensar en Barbie… Hice mierda todo”, recordó.

Compartir en: