"Es una locura": la curiosa reacción de Nico Occhiato al oír una confesión de Mariano de la Canal

El conductor compartió historias muy divertidas en su cuenta oficial de Instagram.

A raíz de la pandemia de coronavirus, gran parte de los programas de televisión modificaron la forma en la que se desarrollaban las emisiones, con la intención de adaptarse a los tiempos de cuarentena. Uno de los ciclos que continúa emitiéndose durante el aislamiento preventivo obligatorio es el de Nico Occhiato, denominado “Tenemos Wi-Fi“. Además de conducir su programa, el intérprete se encuentra muy activo en sus redes sociales.

Horas atrás, mediante sus historias de Instagram, el comunicador sorprendió a propios y extraños al proponer un divertido intercambio de información con sus seguidores, en el que su intención era dar a conocer trabajos o profesiones insólitas, o por lo menos, peculiares. Todo surgió luego de que Occhiato leyera un artículo en el que se hablaba del “sodelier”, alguien que recibía un sueldo por probar el sabor de distintas sodas.

Acabo de ver esa nota, creo que es vieja igual, pero es un capo este chabón. No puedo creer que exista la profesión ‘sodelier’. ‘Testador de sodas’. Es excelente. A lo que me lleva esta noticia, ¿del otro lado está viendo alguien que conozca a una persona o un trabajo similar, que llame la atención? Si tienen, cuéntenmelo acá porque quiero saber. Me parecen espectaculares”, aseguró Nico.

Luego, el periodista empezó a compartir las respuestas que recibió. “Chinos que empujan gente para que entre al subte, calienta-camas humano, probador de toboganes, perosonas que lloran en velorios ajenos”, contó el conductor sobre las insólitas profesiones que existen. “Cuando creíamos que lo habíamos visto todo. Te pagan por ir a llorar a funerales de desconocidos. Es una locura”, aseguró Nico Occhiato sobre uno de los trabajos mencionados.

A raíz de eso, el comunicador recibió un mensaje que generó mucha repercusión. “El fan de Wanda Nara trabaja de eso, de llorar en velorios, buscalo”. Luego de confirmarlo mediante un artículo que encontró mientras navegaba en internet, Nico se comunicó con Mariano de la Canal, quien le dio precisiones sobre el trabajo.

“Hola Nico, como estás? Es cierto. He trabajado mucho llorando en los velorios. Viste que siempre hay algún familiar que una persona no quiere mucho, entonces, cuando había una situación así, me llamaban. Yo cobraba diferentes tarifas. 5000 pesos solamente un llanto al lado del cajón. 10000 pesos, un llanto, daba vuelta el cajón y me desesperaba. Por 15000 pesos, hacía de todo. Lloraba al lado del cajón, daba vuelta el cajón, me desmayaba, echaba a algún familiar. Me he ganado la vida así en su momento. Trabajo digno, ¿cierto? Nada malo”, dijo el fan de Wanda Nara al respecto.

Compartir en: