La mágica estación de tren japonesa en medio de la naturaleza

Sólo los nipones son capaces de generar cosas como estas.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/05/02/la-magica-estacion-de-tren-japonesa-en-medio-de-la-naturaleza/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-05-02T13:33:36-03:00">mayo 2, 2019</time></a>

Este país asombra por todos lados porque son capaces de todo, y si bien acá no hablamos de una majestuosa obra tecnológica, es impactante. Se trata de una de las estaciones de tren más inusuales en Japón que acaba de inaugurarse y ya está a la espera de sus turistas. Apenas se conoció cómo es dicha estación que se ha vuelto viral en todas las redes sociales.

La estación de tren está localizada en un pasaje natural desde donde se puede ver el río Nishiki, el río más largo de la prefectura de Yamaguchi, con una longitud de 110 km. Denominada Seiryu Miharashi Eki, fue construida para que los pasajeros puedan detenerse y admirar el paisaje únicamente, sin otro fin. La Estación Tsushimanomiya, en la Prefectura de Kagawa, está abierta dos veces al año y coincide con el Gran Festival de Verano.

De acuerdo a la información oficial, la estación de Eki Seiryu Miharashi se abre solo por unos días, por lo que es clave antes de abordar revisar las fechas y luego planificar un día que se confirme su apertura. Japón es el hogar de numerosos ríos y paisajes deslumbrantes como este, el de una simple estación de tren en medio de un paraíso natural.

Cambio de emperador

Mientras tanto, el país nipón no se detiene. Akihito, emperador de Japón, renunció al trono el pasado martes 30 de abril. Fue la primera vez en 200 años que el pueblo japonés es ser parte de una abdicación imperial, ya que, durante este largo periodo de tiempo los emperadores fallecían antes de otorgarle el trono a su sucesor.

Para el país nipón, termina la etapa más pacífica de su historia: la era “Heisei”, que significa paz. Ahora comenzará con Naruhito la era de la bella armonía o “Reiwa”. Naruhito, hijo de quien será emperador emérito, tomará posesión del trono el día miércoles en lo que será una ceremonia breve y formal.

La última vez que Japón asistió a un cambio en de mandato imperial fue el 7 de mayo de 1817, cuando Kokaku le cedió el poder a Ninkō. Es una distintiva situación la que se da ahora, ya que, los emperadores no solían superar los 40 años en el Trono del Crisantemo, debido a su fallecimiento u obligación a claudicar.

El actual emperador, Akihito, empezó su mandato en 1989 tras la muerte de su padre Hiroshito. Fue él mismo, el 8 de agosto de 2016, cuando decidió dejar el trono por su avanzada edad y deteriorada salud. Sin embargo, el anuncio de su renuncia no fue oficial en ese momento porque la ley de Japón no lo permitía para ese año, por lo que fue necesario una ley especial que el gobierno decretó el 1 de diciembre de 2017.