¿Ya podemos hablar de “guerrilla urbana” en París?

Paris

Según los números oficiales y extraoficiales, hubo más de 150.000 personas en toda Francia.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/05/02/ya-podemos-hablar-de-guerrilla-urbana-en-paris/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-05-02T06:35:12-03:00">mayo 2, 2019</time></a>

Según cifras oficiales, el menos 25 heridos y 148 fueron los detenidos tras la marcha del 1 de Mayo en París, donde este año participaron los “chalecos amarillos” junto con los sindicatos, en una jornada violenta con choques entre la policía y los “black bloc”, los miembros que pertenecen a la red internacional de grupos anarquistas. Entre las fuerzas de seguridad, tres policías quedaron con lesiones en el bulevar de l’Hopital, lugar donde se registraron violentos choques que se prolongaron durante media hora.

Los “chalecos amarillos” convocaron a un “1 de Mayo histórico”, en lo que es su quinto mes de movilización, en medio de una París totalmente blindada, incluida la presencia de Jean-Marie Le Pen, fundador del Frente Nacional de extrema derecha, que motivó a todos sus seguidores frente a la estatua de Juana de Arco.

Fue durante el comienzo de la marcha que se produjo un intenso lanzamiento de piedras de parte de manifestantes hacia la policía, y las ya habituales escenas de lo que muchos consideran ya una guerrilla urbana. Todo se volvió más violento cuando la policía intentó sacar a unos 50 casseur que habían ingresado al recinto del hospital Pitié-Salpetriere. La CGT emitió un duro comunicado ya que su secretario, Philippe Martinez, anuló hoy la reunión de prensa que debía brindar tras hallarse en el corazón de los desórdenes durante las marchas.

La organización, además, denunció la “violencia en curso en París”, donde hubo una “represión inaudita y sin discernimiento tras las “violencias de algunos”. Asimismo, una periodista rusa aseguró a la agencia pública Ria Novosti “que la policía francesa la golpeó en la cara y el brazo mientras seguía la manifestación del 1 de mayo” . “El casco me protegió de lesiones más graves, pero me duele el brazo”, dijo Viktoria Ivanova, citada por Ria Novosti.

En tanto, la cancillería rusa tomó cartas en el asunto y pidió a las autoridades francesas que “lleven a cabo una investigación detallada de este incidente” porque “consideramos inadmisible el uso de la violencia contra periodistas en el ejercicio de su profesión”, determinó el Ministerio de Asuntos Exteriores en un comunicado.

¿Y dónde está el presidente Emmanuel Macron? En su caso, expresó que “el 1 de mayo es la fiesta de todos los que aman el trabajo, lo aman, porque producen, porque se comprometen, porque saben que a partir del trabajo se construye el futuro”. Según los números oficiales y extraoficiales, hubo más de 150.000 personas en toda Francia en ocasión del Día Internacional de los Trabajadores, según cifras del Ministerio del Interior, entre ellas 16.000 en París.

Este jueves Macron brindó una conferencia de prensa desde el Palacio Elíseo con una serie de anuncios para intentar calmar el conflicto. Entre las medidas, el mandatario francés propuso elevar las pensiones más bajas por encima de los mil euros, así como también una reducción al impuesto a la renta de los trabajadores.

Asimismo , comunicó que impulsará una reformulación de su Gobierno con el objetivo de descentralizar la administración pública y que los funcionarios puedan estar más cercanos a la población francesa. En rigor, el mandatario se mostró a favor de la eliminación de la Escuela Nacional de Administración (ENA), un instituto considerado para la exclusiva formación de grupos elites del país.