Cada vez más abusos sexuales en la mayor fuerza armada del mundo

Las mujeres de entre 17 y 24 años están más expuestas a ataques sexuales.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/05/03/cada-vez-mas-abusos-sexuales-en-la-mayor-fuerza-armada-del-mundo/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-05-03T06:57:20-03:00">mayo 3, 2019</time></a>

La cuestión sexual llegó a todos los rincones del planeta. Los esfuerzos del Ejército de Estados Unidos por reducir el acoso en sus filas son un constante fracaso, tras un nuevo estudio del Pentágono que reveló que la cantidad de ataques sexuales aumentaron el año pasado a 20.500, casi la misma cifra que hace cinco años. Es decir, no logran reducir un mal que se expande año a año.

Según el estudio que dio a conocer la cadena ABC News, los propios funcionarios del Pentágono aseguran una vez más que reforzarán las medidas para prevenir este tipo de comportamiento aunque las cifras, que tomaron por sorpresa a la cúpula militar, son relevadas cada dos años para dar forma al estudio que realiza una estimación de la tasa de agresión sexual dentro de las filas de soldados norteamericano.

Según la agencia ANSA, el estudio aclara que la agresión sexual se define como “violación, agresión sexual, sodomía forzada, contacto sexual agravado, contacto sexual abusivo e intentos de cometer esos delitos”. El único dato a favor es que en 2016, los funcionarios del Pentágono se celebraron una caída significativa en la estimación de agresiones sexuales a 14.900 en la encuesta de ese año, aunque con el nuevo documento queda clara la tendencia a incrementarse nuevamente estos lamentables hechos.

Según los números de la encuesta de este año, la cantidad de agresiones sexuales estimadas había aumentado a 20.500, casi la misma cantidad estimada en el informe de 2014 que alcanzó las 20.300. Además, el documento hizo un hallazgo: los miembros del servicio femenino entre las edades de 17 y 24 años corren el mayor riesgo de agresión sexual por parte de sus compañeros, que aprovechan la edad de las integrantes de la fuerza.

Para la doctora Elizabeth Van Winkle, directora ejecutiva de la Oficina de Resistencia de la Fuerza para el Departamento de Defensa, “es extremadamente desalentador todo esto. Estos son nuestros miembros de servicio más jóvenes y es extremadamente frustrante porque hemos estado trabajando en esto durante mucho tiempo. Si bien tenemos indicaciones de progreso en algunas áreas, esta no es la dirección que queremos tomar”.

Al mismo tiempo, Van Winkle prometió que van a “ajustar el rumbo” porque los nuevos datos recientemente conocidos son graves señales de alarma contra el estrato más joven y que desnuda la imposibilidad para proteger “un grupo al que aún no hemos llegado en términos de nuestras estrategias”.

Finalmente, Nate Galbreath, director Adjunto de la Oficina de Prevención y Respuesta a Agresión Sexual del Departamento de Defensa, remarcó que “esto es lo que nos dice que hay algo en lo que debemos concentrarnos. Y ahora que hemos puesto en marcha nuestro viaje y tenemos una mayor prevalencia para mujeres de 17 a 24 años, vamos a enfocarnos muy firmemente en eso antes de que sea tarde”.