El dolor de Francisco por la grieta en Argentina

Francisco Foto Vatican.va

El Papa anhela y quiere viajar al país, pero aún no hay fecha.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/05/03/el-dolor-de-francisco-por-la-grieta-en-argentina/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-05-03T06:43:25-03:00">mayo 3, 2019</time></a>

El papa Francisco recibió a un grupo de 31 obispos argentinos en la Santa Sede momento en el que dejó en claro el deseo de viajar a su país, pese a que no existe una fecha aproximada, al tiempo que admitió estar “dolido” por el escenario de crisis que sufre su tierra. La fecha aproximada coincide en el 2020 aunque aún no se sabe el día ni el mes, posibilidad que se dilata con el paso del tiempo.

Para el arzobispo de Corrientes, Andrés Stanovnik, en declaraciones a la agencia Télam, “el Papa expresó su deseo de visitarnos varias veces, pero la dificultad es de agenda. No tenemos ningún indicio por sí ni por el no, solo sabemos que es muy difícil que venga”. Para el arzobispo de La Plata, Víctor Manuel Fernández, el jefe de la Iglesia católica escuchó atento la “preocupación por la existencia de cierta tensión social” en el país.

Y añadió: “Hay ya una polarización en Argentina, y en el caso de la discusión por el aborto por ejemplo se afirmó más aún. El papa mencionó que le duele eso porque hace que haya jóvenes reticentes a escucharnos después de este período de tanta discusión, con tanta fuerza. Traemos las alegrías y las tristezas, los dolores y las esperanzas de los hombres y mujeres de la Patria, sobre todo de los pobres, los débiles, los que sufren, quienes pertenecen a la Iglesia por derecho evangélico”.

De acuerdo a un mensaje que leyó el obispo de Chascomús y secretario general de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), Caros Malfa, “con este grupo que reúne las regiones pastorales del NEA, Litoral y Platense, ha comenzado la esperada visita Ad Limina de los obispos argentinos”. El encuentro con Bergoglio se extendió durante dos horas en el Palacio Apostólico del Vaticano con 31 obispos del primer grupo de los más de 106 prelados argentinos que realizan la visita Ad Limina al Vaticano, para recorrer los principales organismos de la Santa Sede.

Ahora, el próximo encuentro con otro grupo de los obispos argentinos se realizará el domingo próximo. En el caso de los prelados argentinos, llevan a cabo un balance de “la situación económica y social del país”, en medio de un año de elecciones presidenciales. Además de hacer recorridas por las tumbas de los apóstoles, cada uno debe explicar el estado de las diócesis que gobiernan.

La visita Ad Limina Aapostolorum es realizada por todos los obispos del mundo cada cinco años, aunque en el caso de los argentinos hacía una década que no le llevaban a cabo. Mientras tanto, pese a todo, Francisco no tiene fecha de visita a su tierra de origen.

Audiencia bizarra

El papa Francisco recibió en audiencia, en la Sala Clementina del Vaticano, a los peluqueros de los comités de San Martín de Porres, en ocasión de su peregrinación a Roma, cita en donde tuvo la oportunidad la máxima autoridad de la Iglesia de pedir «no ceder a los chismes». «La figura humilde y grande de San Martín de Porres, al que el papa San Paulo VI, en 1966, proclamó patrón de su categoría, los ayuda a dar testimonio constante de los valores cristianos», expresó.

Y continuó según declaraciones en la agencia ANSA: «Los estimula, sobre todo a ejercer su profesión con estilo cristiano, tratando a los clientes con gentileza y cortesía, y ofreciéndoles siempre una palabra buena y de aliento, evitando caer en la tentación del chisme que fácilmente se insinúa también en su contexto laboral, todos lo sabemos».

«Que cada uno de ustedes -pidió-, en el desarrollo de su típico trabajo profesional, pueda siempre actuar con rectitud, dando así una contribución positiva al bien común de la sociedad», añadió el Sumo Pontífice.