FMI pone la mira en la economía venezolana

"Va llevar muchos, muchos años, con un esfuerzo enorme", dijo un funcionario.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/05/08/fmi-pone-la-mira-en-la-economia-venezolana/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-05-08T19:54:54-03:00">mayo 8, 2019</time></a>

La crisis económica en Venezuela ha llegado a niveles que no son comparables con países de su mismo hemisferio. El pasado 25 de abril, el mandatario nacional, Nicolás Maduro, volvió a aumentar el salario mínimo: estaba en 18.000 bolívares y lo pasó a 40.000 bolívares. Este monto representa 7 dólares (el cambio a la fecha está en 5.886 Bs.) al cambio oficial siendo el más bajo de América Latina.

Esta situación ha hecho que el Fondo Monetario Internacional (FMI) quiera ayudar en la crisis que atraviesan los venezolanos, pues el país andino ha sufrido una contracción del 50% en su economía en los últimos cinco años. De acuerdo a números del organismo internacional, Venezuela llegará a tener una inflación de 10.000.000%.

“Estamos haciendo trabajos, estudiando la economía venezolana, pensando en cuáles serían las políticas adecuadas para restablecer un proceso de crecimiento sostenido”, señaló el director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, desde Lima a un grupo de medios de comunicación.

Werner aprovechó la reunión que sostuvo con empresarios en Perú, para expresar su preocupación sobre los vertiginosos números que tiene Venezuela. “Nosotros siempre estamos listos para ayudar a nuestros países miembros cuando ellos lo soliciten”, agregó. El FMI, así como otras organizaciones internacionales, está interesado en promover ayuda humanitaria a dicho país.

“Vemos cómo Venezuela ha tenido una contracción de su producto interno bruto (PIB) de 50 por ciento en los últimos cinco años”, subrayó el funcionario del FMI, haciendo referencia que la crisis del país petrolero es un caso único debido a que no sucede en el marco de un conflicto bélico.

Los venezolanos que se mantienen en el país y no han decidido migrar por la crisis, dependen de las remesas de sus familiares para poder afrontar el día a día. La Canasta Alimentaria Familia, de acuerdo al Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM), se ubica actualmente en 1.555.866,88 Bs. Se necesitarían 40 sueldos mínimos para poder cubrir estos gastos. Una tarea imposible.

El pasado martes 30 de abril, la oposición venezolana se alzó militarmente contra el régimen de Maduro. Aunque el control todavía sea del chavismo, las manifestaciones en contra del presidente han escalado a medida que la crisis se mantiene. Para el comisionado del FMI, la recuperación en Venezuela “va llevar muchos, muchos años, con un esfuerzo enorme”.