EE.UU. pone en riesgo las inversiones de Europa en Irán

La decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de sancionar a Irán pone en apuros a las tres potencias europeas. En represalia, el presidente iraní, Hasan Rohani, le impuso un plazo de dos meses a Reino Unido, Alemania y Francia. Advirtió que incumplirá con los límites impuestos a sus reservas de uranio enriquecido y agua pesada si el norteamericano no levanta la penalidad.

Bruselas teme por las inversiones europeas en Irán. El veto de EE.UU. dificulta las transacciones comerciales y financieras con el país árabe, porque el dólar es la principal divisa internacional. Trump rompió el acuerdo nuclear, firmado en 2015 por el Gobierno de Barack Obama. Rusia y China también fueron exhortadas a solucionar las limitaciones en el sistema bancario que padece la administración del petróleo iraní.

La Unión Europea considera que esos pactos han mantenido en equilibrio el desarrollo de uranio. El presidente Emmanuel Macron, en su intento por calmar las aguas, dijo recientemente que Irán debe mantenerse dentro de las normas del Plan Integral de Acción Conjunta. En la cumbre informal de líderes europeos en Rumania, el mandatario francés agregó que todos deben cooperar para que esa nación no rompa el tratado.

Por lo pronto, las potencias europeas y la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, optaron por emitir un comunicado en conjunto. Este jueves rechazaron cualquier “ultimátum” del iraní. “Seguimos comprometidos con la aplicación del acuerdo nuclear, que implica la seguridad de todos en una arquitectura global para evitar la proliferación”, dijo la funcionaria.

La vocera de la Unión Europea también alabó a Irán por el cumplimiento pleno de sus compromisos, conforme a los reportes del Organismo Internacional de Energía Atómica. Otra de las angustias de la EU es la imposibilidad de comprar petróleo iraní, ante la clausura financiera a ese mercado.

La nación de Oriente Medio tiene un nivel limitado de enriquecimiento. Y si rompe el pacto, incumplirá el tope de 3,67 por ciento. El Plan Integral de Acción Conjunta establece en sus puntos 26 y 36 que Irán tiene derecho revertir sus compromisos si las otras partes los incumplen.

Tras la abolición de las sanciones estadounidense contra dicho país, gracias al pacto nuclear, las manufacturas aeronáuticas se vieron beneficiadas. La europea Airbus firmó la fabricación de 100 aviones para la principal aerolínea iraní por 20.000 millones de dólares. Asimismo, el sector automovilístico tuvo un contrato con Peugeot por 400 millones de euros. Renault aumentó en un 75% sus exportaciones a esa nación.

La francesa Total aprovechó a negociar con el sector energético iraní. La retirada de sanciones económicas abría para Europa un mercado de 80 millones de personas, que suma su cercanía geográfica y crecimiento económico.

<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/05/10/ee-uu-pone-en-riesgo-las-inversiones-de-europa-en-iran/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-05-10T01:23:16-03:00">mayo 10, 2019</time></a>, , ,