May se hunde en las encuestas al no lograr un consenso para abandonar la Unión Europea

Conservadores y laboristas no le encuentran salida a la Unión Europea
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/05/12/may-se-hunde-en-las-encuestas-al-no-lograr-un-consenso-para-abandonar-la-union-europea/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-05-12T02:08:10-03:00">mayo 12, 2019</time></a>

Muchos británicos están enfadados por el desacato al dictamen de la urnas: sí al Brexit, y el ultranacionalista Nigel Farage lo sabe aprovechar. Según una encuesta, su partido obtendría más votos que conservadores y laboristas juntos. A dos semanas de las elecciones de europarlamentarios, el Reino Unido deberá participar en esos comicios porque aún no logra desprenderse de la Unión Europea.

Farage recién creó el Partido Brexit que acumula un respaldo de 34% para las elecciones comunitarias del 23 de mayo, según el instituto Opinium para The Observer. La tolda Laborista de Jeremy Corbyn lograría la segunda posición con 21% y el Conservador de la actual primera ministra Theresa May caería con 11%.

El crecimiento de los ultranacionalistas es vertiginoso. Hace una semana se les adjudicaba 28% de respaldo en los sondeos, en un empate técnico con la izquierda. En pocos días sumaron 13%. El Brexit Party fue fundado el 20 de enero de este año y está conformado por eurodiputados electos desde el Partido de Independencia del Reino Unido.

Los liberaldemócratas son los únicos que insisten en la permanencia de Reino Unido en la Unión Europea, y por eso suman 12% de intención de voto. En esta crisis política que deja muy mal parada a May, por no contar con un plan de gobierno del Brexit, languidece con la esperanza de lograr un acuerdo este mes. Ella cree que puede frenar el auge de los ultranacionalistas en dos semanas.

Hace tres años se aprobó el referéndum para romper con la institucionalidad comunitaria europea, y el Partido Laborista apela a la racionalidad. Corbyn llamó a partidarios y detractores de la UE para lograr una solución. Revertir el resultado de aquella elección e impedir la salida de la UE es su opción, con la promesa de subir el salario mínimo a los trabajadores entre 16 y 25 años de edad, aunque los empresarios no estén de acuerdo.

Lo cierto es que las negociaciones de May y Corbyn no dan resultados. Eso provoca una tormenta en el Partido Conservador. La primera ministra británica debe fijar una fecha para su dimisión en los próximos días. Se reunirá con parlamentarios conservadores de peso para hablar sobre su futuro. Graham Brady es el presidente del Comité de 1922, el cual promueve y retira a los dirigentes de esa tolda. Consideró que la mandataria debe darles claridad.

May aseguró que renunciaría si los legisladores respaldan el acuerdo que firmó con Bruselas para abandonar la UE. Pero no ha tenido suerte en tres intentos. Su propio partido no está de acuerdo con ese texto y hay quienes piden otra consulta popular. La suerte de la mandataria está echada, sin acuerdo es difícil mantener el poder.