Las complicaciones de Theresa May para concretar el Brexit

Otra vez la Primer Ministro británica se encuentra en una encrucijada
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/05/14/las-complicaciones-de-theresa-may-para-concretar-el-brexit/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-05-14T12:49:55-03:00">mayo 14, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-05-28T11:14:16-03:00">mayo 28, 2019</time></a>

LONDRES (REUTERS) Theresa May, la primer ministro británica y líder del partido conservador, insiste con obtener el consenso del Partido Laborista para definir cómo será la salida de la Unión Europea. Atrasada con la fecha, UK debió haber abandonado la comunidad política el 29 de marzo, May ha comenzado el diálogo con Jeremy Corbyn, socialista y líder del Partido Laborista.  

Una de las razones del retraso es que la Primer Ministro no logró aprobar el brexit por el parlamento, a pesar de haber ganado el referéndum por el sí 52% favor y un 48% en contra, por eso apuesta a consenso para lograr el menor impacto. Es que Corbyn pretenden seguir sosteniendo Unión Aduanera.

Ante estas demandas, Graham Brady, antiguo integrante del gabinete de May, puso el grito en el cielo. Mediante una carta a la líder del Partido Conservador, los miembros del Comité 1922 (conservadores que no forman parte del Ejecutivo) demandaron que la Primer Ministro no ceda ante las demandas del Socialista.

“Perdería usted el leal centro del Partido Conservador, dividiría nuestro partido, y probablemente sin ningún fruto” detalla el escrito y agrega: “Ningún líder puede atar a su sucesor, de manera que el acuerdo sería, en el mejor de los casos, temporal y, en el peor, ilusorio”. El documento tiene polémicos firmantes como Gavin Williamson y Boris Johnson, funcionarios recién destituidos.

Según la BBC, May no firmará para que continue la unión aduanera. “Estamos tratando de encontrar un consenso sobre las aduanas como posición provisional” detalló la fuente. “Ambas partes están de acuerdo en que ningún Parlamento puede obligar al futuro Gobierno, y la mayoría de los acuerdos comerciales de la UE tienen una cláusula de salida de 6 a 12 meses” agregó, según Laura Kuenssberg, de la BBC.

Evitar las elecciones

Otro de los impedimentos que se presentan para la salida inmediata del Reino Unido, son las elecciones de la UE el 23 de mayo: en donde 28 países elegirán a sus representantes de la Eurocámara. En Bruselas se encuentran negociando ante cualquier eventualidad en donde se abre un gran abanico de opciones.

Tanto cómo si se quedan, si se van o se negocian la unión aduanera, Olly Robbins, el negociador de May para el Brexit, estará atento si se podrían hacer cambios en la declaración política, según detalla la BBC. “Ambas partes están de acuerdo en que ningún Parlamento puede obligar al futuro Gobierno, y la mayoría de los acuerdos comerciales de la UE tienen una cláusula de salida de 6 a 12 meses” detalla el diario británico.