El inusual hallazgo de un organismo marino 99 millones de años después

En un acontecimiento único, un grupo de científicos halló por primera vez un amonite atrapado “en la resina fosilizada de una gota de ámbar que data de hace 99 millones de años”, según se dio a conocer en un artículo publicado en el Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), la academia de ciencia y paleontología china.

¿Pero qué son los “amonites o ammonoides“? Se trata de moluscos cefalópodos ya extintos por completo que vivieron en todos los mares en el período devónico de la era paleozoica. Esto es hace 400 millones de años y hasta hace 65,5 millones de años. En ese rango de tiempo, tuvieron presencia en el planeta.

Pese a que es muy común hallar organismos terrestres atrapados en ámbar, es inusual el hallazgo de organismos marinos, tal como lo indica el informe publicado por la agencia EFE. El equipo internacional de investigadores encabezado por Wang Bo, del Instituto Nanjing de Geología y Paleontología China, detalló que el ámbar hallado en el norte de Myanmar (ex Birmania) tiene una longitud de 33 milímetros, 9,5 milímetros de ancho y un peso de 6,08 gramos.

En tanto, la gema ambarina contiene al menos 40 animales diferentes que hoy viven tanto en tierra como en el mar. Por ejemplo, para relacionarlo con la actualidad, los ácaros son los más abundantes en la fauna terrestre, y se incluyen arañas, milípedos, cucarachas, escarabajos, moscas y avispas. En cuanto a la fauna marina atrapada en el ámbar, se detectaron gasterópodos y cochinillas marinas como las presentes hoy en distintas costas del mundo.

Pariente extinto

La pregunta que se hacen muchos es cómo este pariente extinto del pulpo y el calamar logró quedar preservado junto con animales terrestres, aunque hay algunas respuestas que surgen del amonite y los caparazones. Al encontrar dentro de la pieza caparazones vacíos sin tejido blanco, esto indica que los organismos habían muerto antes de ser encapsulados en la resina.

Y detallan: “La explicación más probable de la presencia de organismos terrestres y marinos en el ámbar es que hubo una playa arenosa cubierta con caparazones cerca de árboles que secretaban resina. Es posible que los insectos voladores hayan sido atrapados por la resina a medida que fluía sobre el tronco del árbol, y que, al llegar a la playa, capturó los caparazones vacíos y las cochinillas vivas”.

Con esta información, la comunidad científica puede continuar avanzando en el estudio y análisis de las distintas especias que habitaron el planeta Tierra hace millones de años, lo que podría aportar datos claves para continuar desentrañando la evolución y el nacimiento de las distintas especies marinas y terrestres o, en todo caso, como muchas pasaron de un ambiente al otro.

<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/05/17/el-inusual-hallazgo-de-un-organismo-marino-99-millones-de-anos-despues/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-05-17T11:15:23-03:00">mayo 17, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-05-17T11:15:24-03:00">mayo 17, 2019</time></a>