Trump arremete contra la industria automotriz

La economía norteamericana podría verse afectada por esta decisión.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/05/17/trump-arremete-contra-la-industria-automotriz/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-05-17T14:46:51-03:00">mayo 17, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-05-17T14:50:11-03:00">mayo 17, 2019</time></a>

El presidente norteamericano informó este viernes que procederá a aplazar hasta por seis meses los aranceles para los automóviles. Países como Canadá, México, Japón e inclusive la Unión Europea, socios comerciales de los Estados Unidos en esta industria, podrían verse afectados por esta medida comunicada desde la Casa Blanca.

“El proceso de negociación va a ser comandado por el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, y si no se alcanza un acuerdo en 180 días, el presidente va a determinar si es necesario tomar acciones adicionales”, refiere un comunicado desde Washington informado por la AFP.

En el marco de la guerra comercial con China, Trump también ha procedido a tomar medidas arancelarias. En este caso realizó el aumento del 25% a prácticamente todos los productos chinos que continúan libres de impuestos de importación. El país asiático tampoco se quedó atrás y realizó el mismo aumento a unos 5.000 productos estadounidenses.

En este caso el escenario también podría crear un choque entre Estados Unidos y sus socios, debido a que este nuevo aumento también sería de un 25% en los autos importados. Esto también afectaría a los ciudadanos norteamericanos, quienes quieran adquirir un nuevo automotor y se topen con precios elevados.

“La superioridad militar y en materia de defensa de Estados Unidos depende de la competitividad de su industria automotriz y de la investigación y desarrollo que esta industria genera”, agrega el comunicado. Esta situación pone en jaque el tema del déficit comercial, un problema de seguridad nacional para el gobernante republicano. 

La economía norteamericana podría verse afectada por esta decisión ya que los vínculos con estos socios, como Japón y la Unión Europea, ya se encuentran perjudicados desde la decisión de Trump del año pasado, en imponer nuevos aranceles a la industria del acero y del aluminio. Otro problema en el asunto de las relaciones comerciales de Estados Unidos con el resto del mundo.

El pasado viernes la guerra comercial entre la potencia china y la norteamericana, no lograron un acuerdo y se terminó dando el aumento de aranceles con el que Trump siempre amenazó: 200.000 millones de dólares sobre bienes chinos. El jefe de Washington dijo que lo realizaron porque Pekín “rompió el acuerdo” al incumplir compromisos de negociaciones previas.