Venezuela: un país petrolero en el que parece una utopía comprar gasolina

A partir de esta semana en distintos estados comenzará a regir un plan de racionamiento.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/06/04/venezuela-un-pais-petrolero-en-el-que-parece-una-utopia-comprar-gasolina/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-06-04T17:50:52-03:00">junio 4, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-06-04T18:48:37-03:00">junio 4, 2019</time></a>

Los venezolanos atraviesan actualmente una crisis en todos los sectores: político, económico, salud y social. La hiperinflación, la escasez de medicamentos y ahora la falta de combustible son una constante en el día a día de este país. La salida al conflicto todavía no se percibe cercana luego de que las negociaciones entre Gobierno y oposición fracasaran.

Desde este martes empezó a regir una medida para racionar la venta de la gasolina específicamente en las regiones más afectadas del país, como en el estado Lara, al occidente de Venezuela. Mientras la situación continúe así los venezolanos solamente podrán comprar 30 litros semanales de combustible.

La situación ha sido tan crítica que, según lo consignado por la agencia Noticias Argentinas y la AFP, un hombre falleció por un infarto mientras hacía la cola para llenar el tanque en la ciudad de Barquisimeto, capital de Lara.  Otro de las regiones donde ya empezó a regir el racionamiento es en Bolívar y Monagas.

En estos estados crearon un plan para que de acuerdo al número de placa (matrícula) del auto las personas puedan comprar gasolina. Las zonas más afectadas del país por el desabastecimiento de combustible ocurren en las ciudades fronterizas con Colombia como Zulia. La región andina del Táchira, Trujillo y Mérida son otras donde este problema ha sido crónico.

Venezuela es uno de los principales productores de petróleo en el mundo y Estados Unidos siempre fue su principal comprador, pero las sanciones económicas que le ha impuesto el Gobierno de Donald Trump, son en parte culpables de la situación que viven los venezolanos con respecto al tema de la falta de este combustible.

“¡Es una burla!”, declaró a la AFP, María López, ciudadana venezolana que estuvo esperando por más de seis horas en una cola de gasolina y al final no pudo llenar el tanque en una estación de servicio en Barquisimeto. López piensa que la situación “le quedó grande” al Gobierno de Maduro. En este estado desde la semana pasada fue aplicada la medida de los 30 litros de combustible.

“No debería haber racionamiento en un país como el nuestro, un país petrolero (…), esto es un atraso”, le comenta a la AFP otro barquisimetano, Iván Herrera. Pese a que la gasolina en Venezuela es mucho más económica que comprar un huevo, el racionamiento del combustible resulta inverosímil. Es más, Maduro intentó subir el precio de este el año pasado, pero la última vez que una medida así fue decretada, ocurrió el golpe de Estado al Gobierno del expresidente, Carlos Andrés Pérez.