El ex mandatario brasileño recibió una condena de ocho años. Fuente: Twitter Lula

Corte Suprema de Brasil volverá a debatir por la liberación de Lula

Fuente: @LulaOficial

El ex presidente siempre se declaró inocente por los cargos en su contra presentados por el ahora ministro, Sergio Moro.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/06/11/corte-suprema-de-brasil-volvera-a-debatir-por-la-liberacion-de-lula/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-06-11T17:05:57-03:00">junio 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-06-11T17:07:11-03:00">junio 11, 2019</time></a>

Las últimas revelaciones que el sitio web de Brasil, The Intercept, divulgó este domingo le han abierto una nueva puerta de salida de la cárcel al ex presidente Lula Da Silva. Por este motivo, la Corte Suprema de Brasil decidió que se vuelva a analizar este martes el pedido de liberación del acusado por el Operativo Lava Jato. Las recientes filtraciones demostrarían la parcialidad que tuvieron ambos los principales jueces para enviar a prisión al ex mandatario brasileño.

Lula, quien siempre defendió su inocencia podría verse beneficiado con la aparición de estos mensajes. El Supremo Tribunal Federal (STF) decidió incluir este lunes por la noche la divulgación de las conversaciones entre el juez de la causa, Sergio Moro, y el jefe de los fiscales del procesamiento judicial anti corrupción, Deltan Dallagnol. Estos hechos han creado conmoción en el pueblo brasileño.

Según lo informado por la agencia Noticias Argentinas y la AFP, la defensa del ex presidente utilizará esta información para valerse de las pruebas que enmarcan a estos fiscales por supuestamente haber coordinado una decisión para encarcelar a Lula. Los abogados buscarán pedir la anulación de un proceso que han considerado viciado por el posicionamiento político e ideológico de Moro y Dallagnol.

El Supremo Federal, integrado por cinco jueces, será el órgano encargado de discutir si los abogados de Lula tuvieron un justo derecho a propiciar la defensa, cuando la condena fue tratada en abril por el Tribunal de Justicia. En aquel momento, el STJ le redujo la condena al ex mandatario. La pasaron de 12 años de cárcel a ocho años y diez meses. El líder de izquierda cumple la condena en una prisión en Curitiba.

La decisión de condenar a Lula había sido fundamentada porque fue beneficiario de un apartamento en el litoral brasileño. El mismo fue entregado como un soborno a cambio de contratos para la empresa constructora, Petrobras. El líder del Partido de los trabajadores siempre se declaró inocente y cuestionó la imparcialidd de ambos fiscales. Incluso, trató a Dallagnl como el “cabecilla” de una organización criminal con la que pretendía aferrarse al poder.

El ex presidente se mostró “sorprendido por la rapidez con que la verdad salió a la luz a través de las conversaciones captadas por la prensa y por el elevadísimo grado de promiscuidad entre quien juzga y quien acusa en un mismo proceso, desvirtuando un principio constitucional”, dijo uno de sus abogados, José Roberto Batochio, tras visitar por la mañana a Lula en su prisión de Curitiba (sur), según lo citado por la AFP.

“Ahora aguardamos la palabra del STF para saber si la Constitución está en vigor o no”, agregó. Este martes, el Tribunal Supremo Federal también decidió pactar otro recurso de amparo de Lula para este 25 de junio. Para esa fecha se procederá a discutir en concreto la presunta “parcialidad” de Moro al haber aceptado el cargo de ministro de Seguridad en la actual administración. Otra de las conversaciones que se revelaron destacan una serie de mensajes de septiembre pasado. En aquel momento los jueces trabajaron para impedir que Lula se entrevistara con el rival de Bolsonaro en octubre, Federico Haddad.