Rusia tiene el camino libre para explotar yacimientos de gas en Venezuela

Imagen tomada de redes sociales.

Con esta medida, la empresa Rosfnet podrá quedarse con todo el hidrocarburo que consiga extraer.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/06/13/rusia-tiene-el-camino-libre-para-explotar-yacimientos-de-gas-en-venezuela/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-06-13T15:59:38-03:00">junio 13, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-06-13T15:59:39-03:00">junio 13, 2019</time></a>

El gobierno de Nicolás Maduro tiene como uno de sus principales socios comerciales, luego de Cuba, al país soviético. Este jueves, el presidente Vladimir Putin, aprobó los planes de la empresa estatal rusa, Rosneft, para explotar dos nuevos yacimientos de gas en el país petrolero. Hace unas semanas, el mandatario estadounidense, Donald Trump, había informado que el personal del Gobierno ruso había abandonado Venezuela. El mensaje fue desmentido desde el Kremlin y este nuevo convenio lo demuestra.

Con esta decisión, Rosneft podrá explotar los yacimientos de Patao y Mejillones, ubicados al norte de la península de Paria, en el estado Sucre. Según lo informado en el sitio web de la empresa, con esta aprobación Putin modifica el acuerdo de cooperación en proyectos estratégicos con otros países suscrito hace 10 años. El proyecto lleva por nombre, Mariscal Sucre.

“Aceptar la propuesta del Gobierno de Rusia sobre la firma del protocolo sobre introducción de cambios en el acuerdo entre Rusia y la República Bolivariana de Venezuela, en base a la cooperación en el ámbito de la realización de proyectos estratégicos conjuntos del 10 de septiembre de 2009”, señala el decreto de Putin. En diciembre de 2017, Venezuela aprobó la licencia de exploración y explotación de gas en estos campos.

Según medios rusos, la empresa soviética prevé producir anualmente 6.500 millones de metros cúbicos del hidrocarburo durante 15 años. Incluso, Rosfnet tiene la opción de exportar todo el gas de estos yacimientos, ya que posee el 100% de este proyecto. Pese a estar en contra de cualquier tipo de participación de funcionarios del Gobierno de Estados Unidos, Maduro ha aceptado que los rusos sí puedan ser parte de proyectos relacionados a las riquezas de este país.

De acuerdo a lo señalado por el portal Sputnik, esta empresa rusa también participa en otros proyectos de producción de petróleo con Petromonagas (con una cuota del 40%), Petromiranda (32%), Petroperijá (40%), Boquerón (26,67%) y Petrovictoria (40%). Una destacada presencia que demuestra que la presencia de Rusia no ha sido abandonada y tampoco aparenta que lo será. Putin ya ha dicho que su apoyo se mantiene irrefutable hacia el presidente Maduro.

Luego de las declaraciones que el Grupo de Lima realizó al instar a Rusia y a países como China y Cuba que dejen de apoyar a Maduro, Putin consideró como “locos” a quienes aceptan como presidente encargado a Juan Guaidó. “Tengo ganas de decirle a aquellos que lo apoyan: ¿pero ustedes están locos o qué? ¿Ustedes entienden a dónde los llevará esto? Un hombre sale a una plaza, mira hacia el cielo y, ante Dios, se declara jefe de Gobierno. ¿Es normal o no?”, había dicho al participar en el Foro Económico en San Petersburgo.

Organismos internacionales han afirmado que para terminar con la crisis en Venezuela, los países que todavía consideran como presidente a Nicolás Maduro deben dejar de hacerlo. El régimen y la oposición se encuentran en una constante disputa por el poder. Maduro es considerado como un “usurpador” por más de 50 países. Juan Guaidó es el presidente interino reconocido por estas naciones, una de ellas Estados Unidos. Cuba, China y Rusia, son uno de los pocos que aún consideran como jefe de Estado al líder del chavismo.