Un país sudamericano le abre el paso al matrimonio igualitario

Un nuevo avance por los derechos de la comunidad LGTBIQ en Latinoamérica ocurrió esta semana. Ecuador aprobó este miércoles el matrimonio igualitario. La votación fue muy reñida: cinco votos contra cuatro. Pese al logró que representa esta medida, la Carta Magna de este país establece que el matrimonio es la unión entre hombres y mujeres. Luego de la sentencia, dos parejas del mismo sexo pudieron casarse.

En una sociedad polarizada por conservar los valores tradicionales y por el avance de estas conquistas, la decisión marca un fecha clave para los derechos de las parejas del mismo sexo. El organismo informó en un comunicado que la sentencia fue aprobada en una sesión reservada. Los jueces que votaron en contra consideraron que primero debería existir una reforma constitucional en la ley y estar sancionada por la Asamblea Nacional.

“Pienso en mis alumnos y en mis amigos y lloro de emoción. Ya nadie les podrá decir que sus sentimientos y su opción de vida son anormales”, dijo a la prensa la abogada de derechos humanos, María Dolores Miño, según lo citado por el diario El País. Asimismo, el constitucionalista Gustavo Medina declaró a la AFP que la resolución “es vinculante u obligatoria”, por lo que la Suprema Corte de Justicia deberá permitir su aplicación.

“El pronunciamiento es obligatorio en el país porque las decisiones de la Corte Constitucional obligan a las autoridades ecuatorianas a acatarlas”, señaló Medina, ex procurador. Ecuador se suma a otros cinco países sudamericanos en legislar a favor de la unión civil entre personas del mismo sexo. Incluso, esta nación fue la primera en la región, en 1998, en añadir en su constitución la orientación sexual entre las categorías protegidas contra la discriminación.

Tras el fallo de la Corte, Pamela Troya, una de las mujeres de una de la parejas que contrajo matrimonio, considera que a partir de ahora Ecuador será “un país más justo e igualitario”, según lo citado por El País. Por su parte, el abogado Christian Paula, de la Fundación Pakta, destacó que la medida “implica que el Ecuador es más igualitario, es más justo que ayer, al reconocer que los derechos humanos deben caber para todas las personas sin discriminación”.

Desde 2015, por una reforma en el código civil, Ecuador ya reconocía legalmente la unión entre parejas homosexuales. La decisión de la Corte Constitucional fue recibida con alegría por cientos de personas en las calles, quienes ondearon las banderas simbólicas de la comunidad LGTBIQ. Las celebraciones se dieron en las principales ciudades de este país, Guayaquil y su capital, Quito.

Pese a la alegría por la nueva medida, no todos se mostraron contentos con el fallo. A través de Twitter, varios ecuatorianos expresaron su disconformidad con el hashtag #EcuadorEsProvida. Por el hecho de que la Carta Magna no aprueba esta unión, algunos usuarios se manifestaron sobre esto. “No pueden ir en contra de nuestra Constitución, esperamos que se la haga respetar”, señala la cuenta “Ecuador es Provida”. El Código Civil y la ley que regula al Registro Civil, la de Gestión de Identidad y Datos Civiles, también estipulan que el matrimonio es solo entre un hombre y una mujer.

<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/06/13/un-pais-sudamericano-le-abre-el-paso-al-matrimonio-igualitario/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-06-13T14:47:03-03:00">junio 13, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-06-13T18:41:57-03:00">junio 13, 2019</time></a>