La nueva epidemia del Ébola no es considerada como una “emergencia mundial” por la OMS

Imagen tomada de twitter de Médicos sin Fronteras,

Pese a esta decisión, Uganda declaró se mantiene en estado de alerta.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/06/14/la-nueva-epidemia-del-ebola-no-es-considerada-como-una-emergencia-mundial-por-la-oms/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-06-14T19:03:53-03:00">junio 14, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-06-14T19:03:56-03:00">junio 14, 2019</time></a>

Los recientes casos del virus del Ébola que se reportaron esta semana en Uganda preocuparon a la comunidad internacional. La reincidencia de la epidemia en la República Democrática del Congo no conlleva un peligro para los demás países. La Organización Mundial de la Salud (OMS) se encargó de realizar el informe en el que afirma que esta situación no representa una “emergencia mundial“.

Según lo consignado por la agencia Noticias Argentinas y la AFP, la OMS declaró este viernes que la repercusión por los casos reportados en Uganda, debido a su cercanía con la República Democrática del Congo, no constituyen una amenaza internacional. Esta semana fue reportado el deceso de un menor de edad de Uganda por haber visitado a un familiar enfermo en el vecino país. Los acompañantes del niño fueron colocados en aislamiento para evitar que se disperse el virus.

“El comité es de la opinión que el brote es una emergencia sanitaria en la República Democrática del Congo y en la región, pero no cumple con los criterios para una emergencia de salud pública de interés internacional”, dijo el panel de la OMS en una declaración. La OMS ha declarado la emergencia de este tipo en cuatro ocasiones. La primera fue en el 2009 por la gripe H1N1. En 2014 ocurrió en dos oportunidades: una por la poliomielitis y la otra por la epidemia del Ébola en varios países de África.

En aquel año el virus causó 11.300 muertos en Liberia, Guinea, Sierra Leona. La última vez que declararon la emergencia mundial fue en el 2016 por el Zika que atacó a países como Brasil y Venezuela, lo que demandó el alerta en toda Sudamérica. En dos previas ocasiones, la OMS se ha negado a declarar la alerta sanitaria por el Ébola en la República Democrática del Congo por considerar que se encuentra limitado a un único país.

El director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, fue el encargado de presidir la reunión del comité de urgencia para debatir el caso. Pese a no encontrarse en el recinto participó en el encuentro a distancia. Aunque la OMS no declaró la emergencia, Uganda se encuentra en estado de alerta desde agosto del año pasado, tras el inicio de la epidemia en RDC. En aquel momento, se registraron más 2.100 enfermos, de los cuales 1.411 murieron.

Según el reglamento sanitario de la OMS, este tipo de urgencia es “un evento extraordinario de salud pública del que se ha determinado que constituye un riesgo para la salud pública de otros Estados a causa de la propagación internacional de una enfermedad (…) y que pueda exigir una respuesta internacional coordinada”. El principal reto para Uganda es la frontera. Esta es muy permeable por el constante transito de personas que constantemente cruzan hacia RDC para realizar sus actividades laborales o conseguir medicamentos.

“El mayor desafío (…) es la porosidad de la frontera, con personas que siguen entrando en el país sin pasar por las zonas donde se realizan las pruebas, ya que se han puesto en marcha controles en varios puntos de entrada pero no en todos”, declaró a la AFP Josephine Okwera, de la Cruz Roja. A la muerte del niño se le sumó el fallecimiento de la abuela, quien se encontraba en aislamiento. Ambos murieron en el distrito de Kasese, fronterizo con la República Democrática del Congo.