Video que se viralizó en las redes genera dudas sobre la salud de Ángela Merkel

Foto: twitter de Merkel

La mandataria no quiso profundizar sobre su estado de salud. Se recuperó con tres vasos de agua.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/06/18/video-que-se-viralizo-en-las-redes-genera-dudas-sobre-la-salud-de-angela-merkel/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-06-18T21:27:07-03:00">junio 18, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-06-18T21:45:19-03:00">junio 18, 2019</time></a>

La canciller alemana, Ángela Merkel, presentó temblores en un acto oficial en Berlín mientras recibía al presidente de Ucrania, Vladimir Zelenski. Los medios de comunicación captaron el momento. La imagen se viralizó en las redes sociales. La mandataria pudo seguir con sus propios pies cuando finalizó el homenaje, que incluyó la entonación de los himnos anfitrión y ucraniano.

Esa escena desató una ola de conjeturas sobre su salud. Ella trató de contrarrestar las especulaciones mostrando un buen semblante, minutos después, en rueda de prensa. “Bebí por lo menos tres vasos de agua, algo que evidentemente me faltaba, y ahora me siento muy bien”, aseguró muy sonriente. Dio a entender que le afectó el calor. En Berlín hacía 30 grados de temperatura.

Merkel trata de contener la descompensación

La mandataria que cumplirá 65 años el próximo 17 de julio, cruzó los brazos para tratar de estabilizarse. Frotó sus manos. Cuando empezó a escucharse el himno alemán, lucía incapaz de controlarse. Estuvo a punto de derrumbarse. El mandatario ucraniano actuó con naturalidad, viendo al frente, como si nada pasara. No mostró algún gesto hacia su homóloga.

La oficina de prensa de Merkel no hizo declaraciones de forma inmediata. Una hora después, apareció la mandataria con buen semblante. La líder alemana atribuyó los temblores a un supuesto problema de deshidratación. En la conferencia de medios estuvo con Zelenski. El comediante quiso romper el hielo y afirmó que vio a la canciller “muy segura”.

Los signos de debilidad física de Merkel se convirtieron, de inmediato, en tema de discusión en los medios de comunicación alemanes. A la mujer fuerte nunca se le vio con alguna expresión de debilidad, en 14 años de mandato. Tras una serie de derrotas de su bloque conservador en comicios regionales, anunció que no optará a un nuevo mandato una vez que concluya la presente legislatura, que acabará en 2021.

Su partido Unión Demócratacristiana (CDU) descendió en los últimos comicios. El partido verde ganó más votos en las pasadas elecciones del Parlamento Europeo, y provocó una crisis en la coalición del Gobierno alemán. Merkel ya prepara su retirada, decisión que generó rumores sobre un final abrupto. La canciller insiste que culminará su mandato en dos años.

La televisora Deutsche Welle, en consultas a su corresponsal, divulgó que en Alemania no es costumbre solicitar estudios médicos a sus funcionarios porque se considera una cuestión personal. En tanto, Merkel no está obligada a aclarar si padece alguna enfermedad. Todo lo que se diga sobre ese tema se quedará en especulaciones.