Conflicto en el Medio Oriente: Irán derribó un dron estadounidense en su territorio

El aparato fue abatido por un misil de los Guardianes de la Revolución, ejercito ideológico iraní, sobre el mar de Omán.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/06/20/conflicto-en-el-medio-oriente-iran-derribo-un-dron-estadounidense-en-su-territorio/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-06-20T14:52:56-03:00">junio 20, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-06-20T18:32:08-03:00">junio 20, 2019</time></a>

En una nueva escalada de tensión entre Estados Unidos e Irán, otro episodio vuelve a generar preocupación en la comunidad internacional. La región islámica informó que este jueves procedieron a abatir un “dron espía estadounidense” por el supuesto hecho de haber violado el espacio aéreo iraní. Desde Washington señalaron que el vuelo se hizo, pero la misión no se realizó por esa zona.

Este nuevo incidente constituye, según Irán, el paso de “una línea roja” por parte de Estados Unidos, advirtiendo con esta frase la violación de su frontera sin ningún permiso. Desde la decisión de renunciar a sus responsabilidades en el Acuerdo Nuclear, el conflicto en el Medio Oriente ha vuelto a repercutir en la estabilidad de la frágil relación entre estos dos países. Además, hace unos días la región islámica informó que a partir del 27 de junio el superará los limites de reservas de uranio enriquecido, según lo previsto por el dicho tratado.

El aparato es un modelo Global Hawk (del fabricante estadounidense Northrop Grumman). Fue derribado “a las 04:05 de la mañana” en el sur de este país, según un comunicado del ejército de Irán, citado por la AFP. El objeto fue abatido por un misil de los Guardianes de la Revolución sobre el mar de Omán, “después de haber violado el espacio aéreo iraní”, añade el texto. Por su parte, Estados Unidos confirmó el vuelo del objeto, pero niega que haya sido sobre espacio iraní.

De acuerdo a lo revelado por el Pentágono en un comunicado citado por la AFP, el dron se encontraba sobrevolando “en el espacio aéreo internacional” y “la información iraní de que el ingenio sobrevolaba Irán es falsa”. En contraste, el ejército ideológico de la región islámica maneja una información diferente. En base a esto, el aparato había despegado a las “00.14 de la medianoche del miércoles desde Teherán hacia una base estadounidense en la costa sur del Golfo Pérsico”, luego ” apagó todos sus dispositivos de reconocimiento” al pasar por el estrecho de Ormuz, con dirección hacia al puerto iraní de Chabahar.

El comunicado de los Guardianes de la Revolución agrega que el aparato fue derribado después de ingresar a su espacio aéreo. “Nuestra reacción es, y será, categórica y absoluta”, destacó el general de división Hosein Salami, comandante en jefe de este ejército. Por su parte, el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores iraní, Abas Musavi, advirtió sobre la injerencia de este acto. “Protestamos contra todas las acciones provocativas que atenten contra la integridad territorial de nuestro país. La responsabilidad de las eventuales consecuencias de estas acciones incumbe exclusivamente a los agresores”, señaló.

A pesar de la declaraciones del ejército iraní, los medios de comunicación no han publicado ninguna imagen del avión destruido. El incidente se produce luego de la tensión que también generó el ataque de dos buques petroleros en el estrecho de Ormuz. El presidente norteamericano, Donald Trump, acuso a Irán de ser el culpable: “Irán lo hizo”, dijo luego de lo ocurrido. Del mismo modo, el Pentágono reveló fotografías en las que demuestran su tesis sobre la responsabilidad de la región islámica.

Irán ha negado toda culpa en cualquiera de estos incidentes en el Golfo Pérsico. Incluso, insinúa que podría ser todo parte de un montaje de Washington para que este pueda acudir a la fuerza militar en su contra. El presidente iraní Hasán Rohani ha ya dicho que Estados Unidos es una “grave amenaza para la estabilidad en la región y en el mundo”. A pesar de que existen acciones llevada a cabo por mediadores, como el primer ministro de Japón Shinzo Abe, para evitar cualquier enfrentamiento, la tensión se mantiene y aumenta entre estos dos países.