Guardia Revolucionaria amenazó a barcos británicos en represalia por captura de un tanquero iraní

El mayor general Mohsen Rezaee dijo que van a actuar según el principio de reciprocidad.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/07/05/guardia-revolucionaria-amenazo-a-barcos-britanicos-en-represalia-por-captura-de-un-tanquero-irani/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-07-05T20:03:04-03:00">julio 5, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-07-05T20:03:05-03:00">julio 5, 2019</time></a>

El jueves de esta semana fue detenido un supertanquero iraní por autoridades británicas en Gibraltar. La Guardia Revolucionaria de la República Islámica amenazó este viernes con detener embarcaciones de carga de Reino Unido. “Si no libera al buque petrolero iraní, es deber de las autoridades capturar una embarcación de carga británica”, dijo el mayor general Mohsen Rezaee en su cuenta Twitter.

Reuters reportó que el Gobierno en Gibraltar dijo que la tripulación a bordo del supertanquero Grace 1 estaba siendo interrogada en calidad de testigos, no de sospechosos de haber cometido un delito, en un esfuerzo por establecer la naturaleza del embarque y su destino final. Efectivos de la Marina Real británica interceptaron la embarcación frente al disputado territorio. Llevaba petróleo a Siria, en violación de las sanciones de la Unión Europea. Desde un helicóptero llevaron a cabo la operación, en plena oscuridad.

Es una larga seguidilla de acontecimientos. El Gobierno de Donald Trump incrementó la vigilancia militar en el Golfo Pérsico, tras imponer más sanciones a Irán que impactan en su exportación petrolera. Además, varios cargueros de crudo – de Arabia Saudita, Japón y otros- fueron atacados en el estrecho de Ormuz en los últimos dos meses. Estados Unidos culpó a los islámicos.

La Casa Blanca detuvo un ataque aéreo que había programado contra ese país hace pocos días, por el derribo de un drone estadounidense. Reino Unido es un cercano aliado de Washington, aunque las naciones europeas habían intentado mantenerse neutrales en este conflicto. Teherán citó al embajador británico en Irán para dejar claro “su objeción a la captura ilegal e inaceptable” del supertanquero.

Un vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores iraní dijo que el envío de crudo es suyo. Trascendió que los documentos de la embarcación indicaban que el petróleo procedía de Irak, pero los datos de transporte marítimo revisados por Reuters indican que fue cargado en un puerto de la república islámica. Ademas, Irán se enfrenta a acusaciones de adquirir un arsenal nuclear.

El régimen iraní anunció esta semana que había amasado más material que el permitido, según su pacto con las potencias (que rompió Estados Unidos el año pasado). Advierten que seguiría enriqueciendo uranio a un grado mayor de lo acordado a partir del 7 de julio. Países europeos suscribieron ese pacto nuclear con Irán. Trump no quiere mantener vínculos con Irán por sus amenazas a Israel.

Reino Unido, Alemania y Francia procuraron que se reanuden las negociaciones. Rusia y China -naciones que también suscribieron el acuerdo- apuntan a Trump de romper el grupo. El presidente francés, Emmanuel Macron, es uno de los líderes que defiende el diálogo. Los iraníes dieron un ultimátum a los integrantes de la UE para que encausaran a EE.UU. en el respeto del convenio. Como no ocurrió, van a producir más uranio.