Francia pretende sostener a Irán en el débil acuerdo nuclear

Un enviado francés se reunió con varios funcionarios iraníes para mantenerlo en pie.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/07/10/francia-pretende-sostener-a-iran-en-el-debil-acuerdo-nuclear/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-07-10T14:42:08-03:00">julio 10, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-07-10T14:42:09-03:00">julio 10, 2019</time></a>

Frente a las amenazas concretadas por parte de la región islámica sobre el aumento del nivel de uranio poco enriquecido, uno de los países miembros del tratado internacional nuclear se encuentra en Teherán con el objetivo de salvar lo poco que queda de este pacto creado en el 2015. El presidente francés Emmanuel Macron envió a un consejero diplomático este miércoles a Irán para intentar salvaguardar este acuerdo que se fundó con el fin de mantener confinado el programa nuclear iraní.

Desde que Estados Unidos, en mayo de 2018, optó en realizar la retirada unilateral del acuerdo nuclear, los conflictos y las tensiones entre este país e Irán se han ido acumulando y aumentando. Sobre todo después de una serie de episodios que han convergido en la posibilidad de una guerra en el Golfo Pérsico. Ante esta situación, Francia decidió enviar al diplomático Emmanuel Bonne para reunirse con el almirante Ali Shamkhani, secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional iraní

La reunión se realizó este miércoles y se espera que también se produzca otro encuentro, en este caso, con el ministro de Exteriores Mohamad Javad Zarif. Según lo consignado por la agencia NA, el objetivo de enviar a Bonne a Teherán es “intentar abrir el espacio de discusión para evitar una escalada no controlada, o incluso un accidente”, de acuerdo a lo informado por el ministro francés de Exteriores, Jean-Yves Le Drian.

El acuerdo se encuentra en peligro, luego de que Estados Unidos restableciera sanciones económicas contra Irán, sin olvidar la salida de este país el año pasado. Ante esto, Alemania, China, Francia, Gran Bretaña y Rusia buscan mantener vivo un pacto que parece ya perdido por la irresponsabilidad que ha tenido la región islámica en estos días, debido al anuncio de aumentar el límite establecido -en dicho acuerdo- del uranio poco enriquecido.

Todo comenzó en mayo cuando Irán informó que dejaría de respetar varios compromisos del tratado. El motivo: buscar que los países firmantes le ayuden a que Estados Unidos termine con las sanciones, las cuales afectan su economía, vinculada estrictamente con el petróleo. Llegado el mes de junio, los iraníes informaron que ya era un hecho que iban a proceder a aumentar las reservas de uranio poco enriquecido por encima del límite de 300 kilogramos. Más recientemente, este lunes, empezaron a enriquecer uranio a más del 4,5% (el límite era de 3,67%).

Asimismo, Irán continua sus amenazas y ya anunció que si sus demandas no son satisfechas tomarán nuevas medidas en los próximos “60 días”. Ante este resquebrajamiento del acuerdo, los cancilleres de Francia, Reino Unido y Alemania, así como de la Unión Europea (UE), emitieron un comunicado en conjunto este martes, donde instan a Teherán a “revertir” sus actividades y “volver al pleno cumplimiento” del acuerdo “sin demora”.

Por su parte, el presidente estadounidense, Donald Trump, reiteró este martes que quiere presionar a Irán a lograr un “mejor acuerdo”. “Irán está haciendo muchas cosas mal (…) y deberían tener mucho cuidado”, advirtió el jefe de Gobierno de Washington. Del mismo modo, Estados Unidos ha pedido una reunión de urgencia este mismo miércoles al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), para determinar las recientes decisiones de Irán.