Las capitanas del “Sea Watch” serán tratadas como heroínas por la alcaldía de esta ciudad

Este caso ha generado un complicado debate entre los distintos gobiernos europeos.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/07/12/las-capitanas-del-sea-watch-seran-tratadas-como-heroinas-por-la-alcaldia-de-esta-ciudad/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-07-12T17:37:52-03:00">julio 12, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-07-12T17:37:53-03:00">julio 12, 2019</time></a>

El pasado 12 de junio Carola Rackete y Pia Klemp se dieron a conocer por salvar a 40 migrantes que estaban merodeando en el mar Mediterráneo. Ambas capitanas pertenecen a a la ONG Sea Watch Internacional, que tienen como misión rescatar a los naúfragos. Aunque la justicia italiana las ha acusado por no obedecer la orden de no atracar en el puerto de la isla Lampedusa (Italia), Francia, específicamente la ciudad de París, les otorgará un importante reconocimiento por su destacada labor.

“Asociaciones como SOS Mediterraneo y Sea Watch nos honran y obligan ante la inercia de los gobiernos europeos”, afirmó en un comunicado Patrick Klugman, adjunto de la alcaldía socialista de París encargado de las Relaciones Internacionales. Ambas capitanas alemanas recibirán la medalla de honor de esta ciudad para reafirmar “su apoyo a las mujeres y hombres que trabajan en el rescate de migrantes“.

“Carola Rackete y Pia Klemp son símbolos de ese combate, portadoras de valores europeos a los cuales la ciudad de París llama una vez más a nuestro continente a permanecer fiel”, agregó Klugman. Las capitanas a cargo del barco “Sea Watch 3” se convirtieron en referentes de las medidas antimigratorias que la ultraderecha ha emanado en todo el continente europeo. Este caso ha generado un extenso debate, por los distintos puntos de vista que se manejan.

“Evidentemente la alcaldía de París no tiene nada mejor que hacer”, reaccionó el ministro italiano del Interior, Matteo Salvini (extrema derecha), según lo citado por la AFP. En días anteriores también la acusó de “criminal”. Igualmente, esta situación ha generado roces entre el Gobierno italiano y otros países. Alemania y Francia han exigido la liberación de la capitana del Sea Watch. Rackete está en prisión desde fines de junio y será juzgada el próximo 18 de julio.

Es “una provocación inaceptable”, dijo la jefa del partido de extrema derecha Fratelli dItalia, Giorgia Meloni, sobre la condecoración que recibirán ambas capitanas. Además, la italiana cree que el gobierno de su país debe increpar al embajador francés para exigirle una respuesta sobre “esas acciones hostiles contra Italia”. Salvini acusó a Rackete de cometer “un acto de guerra” por haber querido hundir una lancha de la policía y la llamó “mujer rica y blanca”.

Ante estas declaraciones la alemana contestó: “Ha sido fácil (para ella). He podido frecuentar tres universidades, me gradué con 23 años. Soy blanca, alemana, nacida en un país rico y con el pasaporte correcto. Cuando me di cuenta sentí la obligación moral de ayudar a quien no tenía las mismas oportunidades que yo”. El ministro de Relaciones Exteriores alemán, Heiko Maas, está a favor de la “liberación” de Carola Rackete. “Nos oponemos a la criminalización del rescate marítimo (…) salvar vidas es una obligación humanitaria”, reiteró el canciller alemán.

Pero Rackete no es la única que enfrenta un proceso judicial en Italia. Klemp, quien ya ha rescatado a varios migrantes en el Mediterráneo, también deberá enfrentar un juicio. La alcaldía de París señaló en un comunicado que ambas “perseguidas por la justicia italiana por haber salvado a migrantes en el Mediterráneo” recibirán la “más alta distinción de la ciudad”. El ente gubernamental todavía no reveló la fecha de esta condecoración. Asimismo, se conoció que darán una ayuda de 100.000 euros a la ONG SOS Mediterráneo “para una nueva campaña de rescate de los migrantes”.