La tarea más difícil: Boris Johnson debe lograr un acuerdo con la UE para concretar el Brexit

Fuente: NA

La mayoría de los funcionarios europeos ya han dejado claro que no van a negociar un nuevo pacto.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/07/25/la-tarea-mas-dificil-boris-johnson-debe-lograr-un-acuerdo-con-la-ue-para-concretar-el-brexit/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-07-25T19:29:43-03:00">julio 25, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-07-25T19:29:45-03:00">julio 25, 2019</time></a>

El pasado martes 23 de julio, el Partido Conservador eligió a su nuevo líder y al sucesor de Theresa May: el polémico político, Boris Johnson. El nuevo mandatario es un ferviente euroescéptico, e incluso fue uno de los dirigentes que ayudó a ganar el referéndum de 2016, cuando la opción a favor del Brexit conquistó el 52% de los votos. Pese a haber ganado con una amplia victoria, Johnson ahora deberá hacer lo que no pudo May: la retirada del Reino Unido de la Unión Europea el 31 de octubre.

La pregunta es simple en esta oportunidad: ¿podrá Johnson lograr un nuevo acuerdo de salida? El negociador de la UE, Michel Barnier, ya ha dicho que esto sería “inaceptable”, en respuesta al planteamiento del primer ministro este jueves, quien demandó por un pacto distinto al que Theresa May logró con Bruselas. En su primer discurso al frente de los diputados británicos Johnson dejó en claro lo que persigue con su mandato.

“El acuerdo fue rechazado tres veces (…) Sus términos son inaceptables para este Parlamento y este país”, declaró Johnson, según lo citado por la agencia NA. Barnier retrucó a las expresiones del primer ministro y dijo: “Inaceptable”. “Una ausencia de acuerdo nunca será la opción de la Unión Europea, pero todos debemos estar preparados para todos los escenarios”, añadió el negociador europeo.

La mayoría de los funcionarios de la UE ya han dejado claro, desde antes de la imposición de Johnson, que no iban a negociar un nuevo pacto. Jean-Claude Juncker, titular de la Comisión Europea, reiteró que el acuerdo de noviembre -presentado bajo el mandato de May- es el “mejor y único” tratado posible para la retirada del Reino Unido. Una de los reclamos del nuevo primer ministro es “la abolición de la salvaguarda” irlandesa. Esto significaría la reimposición de controles en la frontera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda, luego de concretar el Brexit.

“El presidente Juncker escuchó lo que el primer ministro Johnson tenía que decir, reiterando la posición de la UE de que el acuerdo de retirada es el mejor y único acuerdo posible”, indicó una vocera de la Comisión Europea. A pesar de que los dirigentes europeos han afirmado que no se sentarán a negociar un nuevo tratado algo podría cambiar. Lo que sucedería es la modificación de la declaración política adjunta al pacto. Esto determina las futuras bases de la relación entre el Reino Unido y la Unión europea, después de finiquitar la salida.

“Cumpliremos la promesa hecha por el Parlamento al pueblo y saldremos de la Unión Europea el 31 de octubre, sin condiciones”, había dicho Johnson, tras haber sido investido oficialmente por la reina Isabel II en el Palacio de Buckingham. Pero el nuevo primer ministro piensa que sería mejor “que salgamos de la UE con un acuerdo. No obstante a esto, el líder de los conservadores le pidió a su mano derecha, Michael Gove, que tenga listo el “no deal“, sinónimo de que podría darse una salida por las malas.

“Nuestros hijos y nietos vivirán más, más felices, en mejor estado de salud y más ricos”, señaló sobre el futuro de su país el polémico Johnson. Mientras el nuevo líder británico intenta llegar a una nueva negociación con los europeos, la primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, solicitó a Johnson que propusiera a su provincia una “opción alternativa” a sus proyectos para el Brexit. El Parlamento escocés tratará en los próximos meses un nuevo texto para otro referéndum en la búsqueda por lograr su independencia.