En medio de la peor crisis histórica de Boeing, Airbus duplicó sus beneficios en el primer semestre

La multinacional estadounidense​ mantiene la inmovilización de sus aviones 737 MAX.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/08/01/en-medio-de-la-peor-crisis-historica-de-boeing-airbus-duplico-sus-beneficios-en-el-primer-semestre/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-01T03:30:31-03:00">agosto 1, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-01T03:30:32-03:00">agosto 1, 2019</time></a>

Mientras que Boeing continúa hundido en su peor crisis histórica por la inmovilización de sus aviones 737 MAX, Airbus duplicó en el primer semestre del 2019 su beneficio neto. “El resultado financiero del primer semestre refleja esencialmente el aumento en cadencia de la familia A320 y su transición hacia la versión Neo con un nuevo motor más eficiente”, sostuvo Guillaume Faury, presidente ejecutivo del constructor europeo.

La compañía del Viejo continente logró unas ganancias de 1.197 millones de euros frente a los 496 millones del año pasado, mientras que Boeing informó una pérdida neta trimestral de casi 3.000 millones de dólares. La multinacional estadounidense padece su mayor déficit en más de 50 años, luego de los dos accidentes fatales de su modelo 737 MAX que se cobraron la vida de 346 personas.

Boeing había explicado hace unos días que los problemas de su aeronave 737 MAX, que según la compañía podría regresar al aire en el último trimestre de este año, tendrán un alto impacto en sus cuentas ya que deberán abonar unos impuestos por un total de 5.600 millones de dólares. “Se hará una provisión de 4.900 millones de dólares para cubrir costos ocasionados después de los dos accidentes del 737 MAX en los que murieron 346 personas y causaron la inmovilización de todos los aviones de este tipo en el mundo desde marzo”, reveló en un comunicado.

“Este modelo de avión puede volver a volar a principios del último trimestre de esta año, aunque esta estimación es la más optimista. Esta afirmación refleja la mejor estimación de la compañía hasta ahora, pero el período exacto de retorno al servicio podría diferir“, detalló en la misiva oficial el constructor estadounidense de aeronaves, cuya sede está emplazada en la ciudad de Chicago.

Por otra parte, Dennis Muilenburg, director ejecutivo de Boeing, había admitido a fines de mayo “errores” en la implementación de la alarma sobre disfunciones en el sistema de estabilización MCAS del 737 MAX, modelo que se vio involucrado en dos accidentes aéreos que dejaron el saldo de 346 muertes. “No hemos implementado esta función correctamente”, confesó el dirigente.

Se trata de la primera entrevista que concedió Muilenburg, en este caso a la cadena de televisión CBS, cuya gestión es muy criticada tras el fatal siniestro del 10 de marzo pasado de una aeronave de Ethiopian Airlines,en donde murieron 157 personas. Aquel fue el segundo accidente de un prototipo similar en apenas cinco meses, después del de Lion Air en el que 189 personas perdieron la vida (el 29 de octubre del 2018).

“Llamada luz de desacuerdo en el lenguaje de Boeing, la señal de advertencia se dispara en caso de información errónea transmitida por uno o dos sensores de ángulo de ataque (AOA) al sistema de estabilización MCAS. Estos últimos miden el ángulo de ataque y baja el avión en picada para permitirle recuperar velocidad y alejarse del riesgo de desaceleración fatal”, resaltó la empresa.