Fiscales demandarán la pena máxima para el sospechoso del tiroteo en El Paso

Fuente: NA

El caso podría ser considerado como "terrorismo doméstico".
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/08/04/fiscales-demandaran-la-pena-maxima-para-el-sospechoso-del-tiroteo-en-el-paso/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-04T17:31:16-03:00">agosto 4, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-04T18:50:43-03:00">agosto 4, 2019</time></a>

Los ataques con armas de fuego registrados este fin de semana en Estados Unidos dejaron 29 muertos y un profundo pesar en los estadounidenses. Las autoridades lo saben y es por eso que quieren actuar a la brevedad y castigar, al posible implicado en el lamentable hecho ocurrido este sábado en El Paso, Texas. Con respecto al responsable del tiroteo en Dayton, Ohio, la policía logró abatirlo en la escena del crimen.

El fiscal de Distrito de El Paso, Jaime Esparza, ya dio a conocer este domingo que buscarán pedir la más alta condena para el sospechoso. “Puedo decirles desde el principio que el cargo del estado es asesinato capital y también que él es elegible para la pena de muerte”, dijo en una conferencia de prensa, citado por la agencia NA. “Pediremos la pena de muerte”, reiteró.

En una tienda de Walmart en esta ciudad fronteriza de Texas una persona abrió fuego y provocó la muerte de 20 personas y 26 heridos. Investigadores federales y la policía local se encuentra trabajando para identificar al culpable del crimen. Las autoridades dieron a conocer a los medios de comunicación que se trataría de un hombre blanco de 21 años de la localidad de Allen, cercana a Dallas.

Por su parte, John Bash, fiscal por el Distrito Oeste de Texas, quien se encuentra bajo las ordenes del fiscal general de Estados Unidos, Bill Barr, señaló que este tiroteo podría ser considerado como un caso de “terrorismo doméstico“. Del mismo modo, el acto sería considerado como un “crimen de odio”. Además, el hecho sería tratado como un “cargo federal” por lo que la pena capital podría ser aplicada.

“He estado en consulta cercana con el fiscal general Barr”, dijo en la conferencia Bash. “Estamos conduciendo una investigación metódica con nuestros compañeros, una investigación cuidadosa pero con miras a presentar cargos por crímenes de odio (…) y cargos federales por armas de fuego que conllevan a la pena de muerte”, agregó el fiscal de esta región sureña.

“Estamos tratándolo como caso de terrorismo doméstico y haremos lo que hacemos con los terroristas en este país, que es hacer justicia rápida y segura”, destacó Bash. Una medida recientemente aprobada podrá habilitar que el castigo que planean demandar los fiscales pueda realizarse. El Gobierno de Estados Unidos decidió el pasado 25 de julio volver a permitir este tipo de condena para los detenidos por delitos federales. Esta legislación no era implementada desde 2003.

En esta última semana los estadounidenses vivieron cinco episodios con lamentables desenlaces a causa de armas de fuego. El primero sucedió el pasado domingo en un festival gastronómico en Gilroy, California, al sur de San Francisco. Allí un hombre abrió fuego y tres personas fallecieron. Dos días mas tarde, un empleado de una tienda de Walmart en Mississippi disparó contra dos de sus compañeros, que fallecieron. Luego se registraron los de El Paso y Dayton, y a estos se le suma uno en Chicago, donde no se reportaron víctimas fatales, pero el incidente dejó siete heridos.