Trump aseguró que el líder norcoreano le ofreció “una pequeña disculpa” por las pruebas balísticas

Fuente: NA

Según el mandatario estadounidense, Kim Jong-un le envió una carta y pidió encontrarse para comenzar las negociaciones.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/08/10/trump-aseguro-que-el-lider-norcoreano-le-ofrecio-una-pequena-disculpa-por-las-pruebas-balisticas/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-10T10:38:21-03:00">agosto 10, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-10T10:38:22-03:00">agosto 10, 2019</time></a>

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, utilizó sus redes sociales para asegurar que, más allá de la polémica y urgencia desatada por las recientes pruebas balísticas de Corea del Norte, el líder norcoreano, Kim Jong-un, le ofreció una “pequeña disculpa” en una carta enviada esta semana. Además, deslizó que el mandatario asiático estaría interesada en volver a reunirse con el presidente estadounidense.

“En una carta enviada por Kim Jong-un, él dijo, amablemente, que le gustaría encontrarse y comenzar las negociaciones en cuanto finalicen los ejercicios entre Estados Unidos y Corea del Sur. Fue una carta larga, sobretodo con quejas sobre las ridículos y caros ejercicios (militares). Fue también una pequeña disculpa por poner a prueba los misiles de corto alcance y que estas pruebas acabarían cuando finalicen los ejercicios. ¡Espero encontrarme con Kim Jong-un en un futuro no tan distante! Una Corea del Norte libre de energía nuclear es la clave para uno de los más exitosos países del mundo”, escribió Trump en Twitter.

Entre los días 5 y 20 de este mes, Estados Unidos y Corea del Sur llevaron adelante maniobras castrenses, aunque con una ejercito de menor escala, resultado de los acuerdos alcanzados en las cumbres entre líderes coreanos y en las reuniones de Trump con Kim. De llevarse adelante el encuentro mencionado en la carta, sería la cuarta vez que los líderes estadounidense y norcoreano se vean, después de Singapur en el 2018, Hanói en el 2019 y la frontera intercoreana a finales de junio.

Además de sus palabras en Twitter, Trump se refirió a la carta en declaraciones a la prensa. Así, comentó que consta de tres páginas, “escritas de arriba a abajo”, la cual llegó el pasado jueves y le fue entregada “en mano” desde Corea del Norte, algo que, según su opinión, evita posibles “filtraciones” a la prensa. Mientras tanto, desde julio, Corea del Norte realizó cuatro rondas de lanzamientos de misiles, incluidos los cohetes de corto alcance. Sin embargo, Kim se comprometió con Trump a negociar la desnuclearización de su país.

Por otro lado, en sus últimas declaraciones, Trump defendió las acciones del pasado viernes, que llevaron a la detención de 680 personas sin documentos. Las redadas se realizaron en siete plantas de pollo. El mandatario republicano afirmó que estas medidas son para combatir la inmigración ilegal, según consignó El Intransigente. “Quiero que la gente sepa que, si vienen a Estados Unidos ilegalmente, se van a ir”, dijo Trump a periodistas.

. “Y esto sirve como un buen disuasivo (…) Cuando la gente vea lo que vio (los operativos), sabrán que no se van a quedar aquí”, agregó en sus declaraciones desde la Casa Blanca. Las redadas masivas desataron una ola de críticas por el debate de que familias fueron separadas. La prensa local divulgó imágenes de niños que quedaron solos al salir de la escuela, ya que sus padres habían sido detenidos, a pesar de que las autoridades habían informado que tomaron todas las precauciones para que ningún menor de edad quedara abandonado. El fiscal general de Mississippi, Mike Hurst, quien estuvo a cargo de la más importante redada de migrantes ocurrida en los últimos diez años, también defendió al operativo.

La prensa local divulgó imágenes de niños que quedaron solos al salir de la escuela, ya que sus padres habían sido detenidos, a pesar de que las autoridades habían informado que tomaron todas las precauciones para que ningún menor de edad quedara abandonado. El fiscal general de Mississippi, Mike Hurst, quien estuvo a cargo de la más importante redada de migrantes ocurrida en los últimos diez años, también defendió al operativo.