Policía noruega investiga ataque a mezquita como “acto terrorista”

Un hombre resultó herido mientras intentaba detener al atacante.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/08/11/policia-noruega-investiga-ataque-a-mezquita-como-acto-terrorista/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-11T11:15:28-03:00">agosto 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-11T11:18:47-03:00">agosto 11, 2019</time></a>

La policía noruega anunció este domingo que investigará el tiroteo que ocurrió este sábado en la mezquita de Oslo, como un “intento de ataque terrorista”. El comisario Rune Skjold había revelado anteriormente que el hombre detenido era conocido de la policía y que examinarían su actividad en internet antes del incidente.

“La cartografía que hemos establecido muestra que el autor del ataque ponía las miras en las extrema derecha”, declaró el responsable de la policía de Oslo, respecto al sospechoso, un noruego de unos 20 años. “Tenía posiciones xenófobas, quería sembrar el terror”, agregó Skjold durante la rueda de prensa en la que explicó que el hombre sería interrogado luego de recibir atención médica.

El director del centro islámico, Irfan Mushtaq, declaró para la televisión pública que había llegado al lugar poco después de haber sido alertado de la presencia del hombre armado y había visto que el autor de los disparos había sido un “hombre blanco que llevaba casco y uniforme”. Según el informe, luego del ataque los agentes habían encontrado varias armas en el interior de la mezquita.

Además de su posición de extrema derecha, el detenido había expresado su apoyo a Quisling, quien fue el líder del régimen colaboracionista nazi en Noruega durante la II Guerra Mundial.  Sin embargo, a pesar de estar al corriente de su actividad en internet, la policía no se habían decidido a clasificar lo sucedido como un acto terrorista. 

De hecho, varias horas antes del tiroteo el hombre había publicado en redes sociales un mensaje en el que invitaba a la guerra de razas y elogiaba al autor de los ataques de hace unos meses contra dos mezquitas en Christchurch, Nueva Zelanda, en los que murieron medio centenar de personas. En otro mensaje homenajeaba a los autores de los ataques en San Diego y El Paso, al tiempo que aseguraba que el Valhala, el paraíso de la mitología nórdica, estaba “esperando”.

“Durante muchos años, la policía secreta dice que los musulmanes son el mayor riesgo para este país, pero si observan los dos últimos incidentes importantes de actividades terroristas, no son los musulmanes quienes han hecho esto. Por lo que esto está afectando a nuestros niños porque la identidad de nuestros hijos se ha roto. Nos acosan a diario. Es hora de que el gobierno noruego adopte un punto de vista claro”, expresó un importante miembro de la mezquita.

Por otra parte, la primera ministra de Noruega, Erna Solberg, declaró que actualmente están trabajando para combatir el discurso del odio. “Tenemos un plan de acción especial para eso, que no solo se trata de la islamofobia, sino también en muchos otros temas en los que existen esos discursos. Tenemos que trabajar en las escuelas para trabajar en mejorar la empatía, y el entendimiento”.