Tres funcionarios de la ONU mueren en atentado en Libia

No respetaron la tregua humanitaria durante las festividades del Eid al Adha.

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, António Guterres, condenó el ataque con auto bomba en Benghazi, Libia. Tres funcionarios de las ONU murieron en el atentado y otros tres están entre los heridos. En un comunicado, pidió a las autoridades libias que no escatimen esfuerzos para identificar y llevar rápidamente ante la justicia a los autores de este ataque ocurrido al frente de un centro comercial y un banco.

Guterres hizo un llamado a todas las partes para que respeten la tregua humanitaria durante Eid al Adha y regresen a la mesa de negociaciones para perseguir el futuro pacífico que merece el pueblo de Libia. El Consejo de Seguridad también condenó los hechos en una reunión de emergencia este sábado convocada por Polonia y Francia. Y pidieron un minuto de silencio por los fallecidos, según el portal web de la ONU.

“Esos valientes trabajadores estaban operando bajo un mandato dado por este Consejo para proporcionar un futuro más seguro para el pueblo de Libia. Conmemoramos su último sacrificio, en la causa de la paz”, aseguró la actual presidenta del Consejo y embajadora de Polonia Joanna Wroneka, expresando las condolencias de los quince miembros del órgano.

En la reunión también participó Bintou Keita, la secretaria general adjunta de la ONU para África. La funcionaria aseguró que este “horrible ataque” se produjo cuando los ciudadanos de Benghazi se están preparando para las festividades de Eid al-Adha, en un área supuestamente bajo control de las fuerzas del ejército nacional libio de Haftar.

“Esto sirve para resaltar el peligro continuo del terrorismo en todo el país y los límites del control de seguridad efectivo la ausencia de un gobierno y una fuerza militar y policial trabajando en todo el país. También confirma que este último episodio de hostilidades está creando un vacío fácilmente explotado por elementos radicales que luchan contra el caos y la violencia”, indicó.

Keita resaltó que la ONU no tiene la intención de salir de Libia. “En el futuro previsible nuestro lugar permanece junto con el pueblo libio, como nuestros valientes colegas que dieron hoy sus vidas por ellos”, aseguró. La secretaria general adjunta además informó al Consejo de Seguridad que las fuerzas del ejército nacional bajo el mando del general Jalifa Haftar y el primer ministro Fayez al Serraj acordaron, junto al representante especial de la ONU en el país, una tregua para el período festivo que comenzará esta noche.

“Solo puedo esperar que ambas partes acaten genuinamente, de buena fe, su compromiso. La violencia sin sentido y absurda necesita detenerse. Hemos dejado claro, en varias ocasiones, frente a esta misma audiencia, que ninguna parte surgirá ganadora de este conflicto. El dia de hoy es una evidencia clara de que ya hay muchos perdedores, la mayoría de los cuales son civiles inocentes”, expresó. En los días previos a la tregua, la Misión de la ONU en Libia “trabajó duro para generar confianza entre las partes a través de propuestas como el intercambio de prisioneros, el intercambio de restos mortales y visitas a prisioneros”, afirmó Keita.

Compartir en: