Financial Times: los inversores creen que el tiempo de Macri se acabó

Los analistas esperan que pueda culminar su mandato en diciembre.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/08/13/financial-time-los-inversores-creen-que-el-tiempo-de-macri-se-acabo/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-13T21:08:50-03:00">agosto 13, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-13T21:20:00-03:00">agosto 13, 2019</time></a>

“¿Por qué los inversores creen que el tiempo de Macri se acabó?” es la traducción del título que le dedicó el diario económico británico Financial Times a la Argentina. Tras la abrumadora derrota del oficialismo el pasado domingo, los financistas consideran que el dictamen del mercado es claro: la fuerte devaluación del peso desde la jornada del lunes que revivió la crisis monetaria del 2018. Por eso dudan de la capacidad del mandatario para continuar su intento de transformar el país.

El candidato presidencial del kirchnerista Frente de Todos, Alberto Fernández, ganó con 15% más votos al mandatario Mauricio Macri y los analistas vislumbran un escenario pesimista para el oficialismo, según el diario. Eso causó que los inversores se replegaran. Por eso el prestigioso periódico se preguntó qué hará ahora el presidente ante esa situación. Aunque se mostró firme en su carrera por la reelección, con la esperanza de revertir los resultados de las primarias, pocos creen que eso suceda.

En el Financial Times reportan que los analistas e inversores ven a Macri como líder de un gobierno tambaleante, lo que deja a Fernández en una rara posición de “presidente electo” sin serlo formalmente. El experto Gustavo Marangoni dijo a la publicación que el presidente debe concentrarse en evitar que la crisis se profundice. “El Gobierno tiene que garantizar la gobernabilidad hasta fin de año. La nación necesita que él actúe como jefe de Estado y no como candidato”.

Desde el regreso de la democracia en 1983-según el periódico británico- dos gobiernos no peronistas concluyeron anticipadamente por crisis económicas, y el objetivo central del actual mandatario debe ser evitar ese final. “Macri tiene que terminar su mandato sin un colapso”, enfatizó Marangoni. “Hay otros actores clave, incluida la oposición y el FMI que otorgó créditos a la Argentina por $57 mil millones de dólares”, agregó.

El Gobierno de Macri, según Financial Times, no anunció ningún cambio importante en el gabinete o en el rumbo de sus políticas, aunque se analiza una seria de medidas económicas que incluirían elevar el mínimo no imponible del impuesto a las ganancias, una nueva línea de créditos blandos para pequeñas y medianas empresas, y un acuerdo con las petroleras para no trasladar el alza del dólar a los precios de los combustibles.

“El triunfo de Fernández con cinco o seis puntos de ventaja podría remontarse, pero una brecha de más de 15 puntos, como resultó ser el caso, parece insuperable. Las posibilidades de revertir este resultado no existen, es imposible”, le dijo Luis Tonelli al FT. Y añadió que el opositor podría cumplir uno u otro de los criterios para una victoria absoluta cuando se celebre la primera vuelta en octubre: necesitaría obtener más del 45% de los votos, o más del 40% y una ventaja de 10 puntos sobre el segundo.

NO APUESTAN A MACRI

El FT advirtió que incluido el apoyo combinado de todos los demás candidatos de la centroderecha, que suman cerca de 13%, no sería suficiente para que Macri cubra esa diferencia. Tonelli opinó que esos aspirantes podrían, como Fernández, tener un mejor desempeño en la primera ronda. “Populismo”, así define el Financial Times al kirchnerismo.

“Fernández se ha esforzado por distanciarse de su compañero de fórmula, la expresidenta Cristina Kirchner. Pero no todos están convencidos de que, como jefe de Estado, sería completamente independiente”, se sostuvo en el artículo donde se añade que el propio Alberto hizo comentarios, antes de las primarias, que perturbaron a los inversores. El candidato del Frente de Todos señaló que bajaría los intereses de las Leliq, un instrumento que utiliza el Banco Central para contener el dólar. Sin embargo, uno de sus asesores económicos más cercanos, Matías Kulfas, envió señales tranquilizadoras a los mercados.

“Tenemos absoluta voluntad de pago (de la deuda) y no estamos de acuerdo con el cepo cambiario”, señaló FT. Sin embargo, el artículo destacó que la renovada volatilidad del peso es preocupante. “Con el 80% de la deuda de Argentina denominada en moneda extranjera, una depreciación continua presionaría aún más la dinámica de la deuda del país y aumentaría la probabilidad de otro incumplimiento soberano argentino”, alertó. El diario reportó además un pronóstico de la consultora internacional Capital Economics, con sede en Londres, que estimó que la relación deuda-PIB de la Argentina alcanzará el 100% para fines de 2019, frente al 86% que tenía a finales de 2018.