El increíble caso de los pingüinos homosexuales con un bebé

La historia asombra y enamora a todos los alemanes.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/08/14/el-increible-caso-de-los-pinguinos-homosexuales-con-un-bebe/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-14T06:41:49-03:00">agosto 14, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-14T06:44:42-03:00">agosto 14, 2019</time></a>

En un caso único, los alemanes no pueden dejar de admirar a Skipper y Ping, una pareja de pingüinos machos homosexuales que viven en el mismo recinto en el zoológico de Berlín, quienes adoptaron un huevo abandonado como si fueran “padres modelo” que, incluso, decidieron turnarse para poder empollarlo. La mala noticia es que el huevo no estaría fertilizado y podría no haber nacimiento, aunque la actitud hoy de ambos es noticia en todo el país.   

El huevo fue abandonado por la única hembra del zoológico, explicó el portavoz Maximilian Jaeger al Daily Beast, quien recordó que si llegara a nacer un pequeño pingüino en el mes de septiembre, estaríamos ante la primera pareja de animales homosexuales en un zoológico en adoptar un futuro descendiente. Lo llamativo es el proceso, porque tanto Skipper como Ping se turnan para darle calor debajo de su cuerpo.

Según detalla la agencia ANSA, Ping y Skipper no son los únicos pingüinos homosexuales en pareja, ya que en el zoológico de Toronto se encuentran Buddy y Pedro, dos ejemplares sudafricanos, mientras que los antárticos Roy y Silo fueron durante más de 30 años una atracción del zoológico del Central Park en Nueva York. Cada caso de homosexualidad fue analizado y estudiado muy detalladamente.

El experto Stephen Dobson destacó a la revista Ethology que “más de un cuarto de una colonia analizada en la Antártida eran parejas del mismo sexo, la mayoría de ellas formadas por dos machos”. Antes se creía que al ser tan iguales unos a otros, posiblemente no se distinguían entre sí y de esa manera se elegían. Sin embargo, la soledad es la responsable de los emparejamientos gays, según Dobson.

“No había suficientes hembras en la colonia y los niveles de testosterona de los machos eran muy altos, de modo que en la época de apareamiento buscaban, incluso, a otros machos”, detalló el científico. Hoy se cree que cerca de 1.500 especies animales muestran una tendencia homosexual, no sólo pingüinos, sino también osos, salmones y más de 130 especies de aves. La necesidad de establecer una posición de dominio explican esa conducta, deslizan los investigadores.

Inseminación artificial

En tanto, si se trata de agrandar la familia, unos meses atrás una osa panda de 5 años, conocida como Meng Meng, fue sometida a un tratamiento de inseminación artificial también en el zoológico de Berlín tras varios intentos fallidos de reproducción con el macho de ocho años, Jiao Quin. Luego de varios intentos por acercarlos, finalmente se lo logró aunque sin la confirmación de haberse dado la concepción.

Ante esto, el zoo decidió practicarle a Meng Meng una inseminación artificial. Ambos osos panda fueron anestesiados por un breve lapso y reaccionaron bien al procedimiento. La fecundación para las hembras panda es “una carrera contra el tiempo” y con muy pocas oportunidades, explican los expertos, debido a que su fase reproductiva dura solo entre 24 y 72 horas y se da una vez al año.