China aumenta tropas en Hong Kong y amenaza con reprimir los disturbios

Calificaron nuevamente las acciones de las manifestaciones como de tipo "terrorista".
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/08/15/china-aumenta-tropas-en-hong-kong-y-amenaza-con-reprimir-los-disturbios/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-15T12:09:24-03:00">agosto 15, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-15T12:15:41-03:00">agosto 15, 2019</time></a>

Este jueves China concentró sus tropas en Shenzhen, ciudad fronteriza con Hong Kong, en medio de la crisis que vive la ciudad por las consecutivas manifestaciones prodemocracia. Respecto a estas últimas acciones, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, espera que Pekín actúe con “humanidad” por el bien de las negociaciones comerciales entre ambas potencias.

Desde el momento en que China calificó como “terroristas” los actos ocurridos durante las últimas protestas, se comprobó que fuerzas pertenecientes a la policía militar se dirigían a los alrededores del estadio de Shenzhen. Los hombres concentrados estaban rodeados de camiones y vehículos blindados de transporte de tropas.

Este jueves el embajador chino, Liu Xiaoming, expresó durante una conferencia de prensa en Londres que China “no se quedará cruzada de brazos” si la situación con los manifestantes en Hong Kong “empeora” y a la vez aseguró que el país cuenta con “suficientes medios y suficiente poder para reprimir los disturbios rápidamente”.

Liu acusó a la prensa de desinformar al público y sostuvo que el Gobierno de China nunca permitirá que nadie “socave un país por un camino peligroso”. Sobre los ataques a la policía, asaltos a edificios y las manifestaciones en el aeropuerto preguntó: “¿Habría permitido el Reino Unido que los protestantes ocuparan el aeropuerto, obstruyendo el tráfico y perturbando el orden social?”.

Un grupo de manifestantes hongkoneses agredieron el martes a dos habitantes de China continental durante la última movilización en el aeropuerto internacional. Ante ese hecho Xu Luying, el portavoz de la Oficina de Asuntos de Hong Kong y Macao del gobierno chino, condenó por segunda vez los actos cometidos por los radicales como de tipo “terrorista”.

Por otra parte, 350 empleados gubernamentales de Hong Kong entregaron una segunda petición este mes en la que repudiaban las acciones policiales. En ella citaban las advertencias de la alta comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet: “Hemos perdido la cuenta del número de crímenes contra la humanidad que ha cometido la policía y nos avergonzamos de llamarlos colegas”.

En medio de las tensiones, Trump pareció vincular un eventual acuerdo comercial con una resolución “humana” al conflicto. “Se están perdiendo millones de trabajos en China hacia países sin aranceles. Miles de compañías se están yendo. Por supuesto, China quiere alcanzar un acuerdo. ¡Dejémosles primero solucionar humanamente lo de Hong Kong!”, expresó en Twitter.