Tiroteo en Dayton: encontraron alcohol y otras sustancias en el organismo del atacante

Fuente: NA

La policía todavía desconoce la motivación inmediata por la cual abrió fuego.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/08/15/tiroteo-en-dayton-encontraron-alcohol-y-otras-sustancias-en-el-organismo-del-atacante/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-15T17:45:10-03:00">agosto 15, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-15T17:48:52-03:00">agosto 15, 2019</time></a>

En la madrugada del 4 de agosto el hombre identificado como Connor Betts irrumpió con un fusil de asalto calibre .223, similar al Kaláshnikov, en el bar Ned Peppers de la ciudad de Dayton, Ohio. Dos semanas más tardes, las autoridades revelaron importante información sobre el estado en el que se encontraba el agresor, que acabó con la vida de nueve personas.

Según pudo consignar RT, este jueves el forense del condado de Montgomery informó que Betts tenía en su organismo cocaína, alcohol y otras drogadas no detalladas en el momento del tiroteo. El hombre fue abatido en la escena por agentes policiales, a pesar de que llevaba un chaleco antibalas, máscara y protección auditiva. Asimismo, medios informaron que las armas las adquirió en una compra online.

La investigación también ha revelado que existe “una gran posibilidad” de que Betts visitara el bar Ned Peppers solamente para hacer un reconocimiento del área, de acuerdo a lo informado por el jefe de Policía de Dayton, Richard Biehl, citado por CNN. “Había un plan mucho antes de llegar al distrito de Oregon (esa noche)”, explicó el oficial. Lo que habría ocurrido esa noche comienza alrededor de las 23:04 (hora local).

Megan Betts, hermana del atacante, llegaron junto a Connor y un amigo a la ciudad de Dayton en ese horario, según la línea de tiempo que trazaron las autoridades locales. Su primera parada fue otro bar: Blind Bob’s. Una hora más tarde, a las 00:14 a.m., el agresor se separó de su compañía y arribó a Ned Peppers, donde ocurriría la tragedia.

El hombre de 24 de años utilizó un rifle de asalto mejorado, artefacto que puede disparar 41 veces en unos 30 segundos. Su hermana, fue una de las nueve víctimas. Biehl aclaró que 17 personas resultaron heridas por los disparos, tres más en un recuento previo, y más de dos docenas en total, incluidas las que dejó la estampida que se produjo al oír el tiroteo. Puntualmente el saldo de afectados fue de 26.

Las autoridades todavía desconocen la motivación inmediata -por qué eligió ese lugar, ese momento y a esas víctimas- por la cual abrió fuego, al punto de terminar con la vida un ser querido. El jefe de Policía de Dayton informó sobre el pasado violento de Betts, quien estaba, según las autoridades, obsesionado con cometer un tiroteo masivo. Mensajes en Twitter y comentarios a sus compañeros de clase demuestran las características agresivas del atacante.

Betts era originario de Bellbrook, localidad de ese mismo estado de Ohio. Entre las víctimas mortales también se encuentra el novio de su hermana. No obstante, la policía todavía no está de acuerdo sobre si el ataque hacia Megan fue realizado de manera intencional. Los tiroteos son una alarmante estadística en Estados Unidos, país donde es legal la portación de armas.