El viaje del papa por África: qué dijo en su discurso en Mozambique

Fuente: NA

Acompañó el sufrimiento de los afectados por la destrucción que dejaron los ciclones Idai y Kenneth.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/09/05/el-viaje-del-papa-por-africa-que-dijo-en-su-discurso-en-mozambique/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-05T15:23:18-03:00">septiembre 5, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-05T15:23:19-03:00">septiembre 5, 2019</time></a>

Este miércoles el papa Francisco emprendió su viaje a África. Su primer destino: Mozambique, uno de los más pobres del mundo. En sus primeras declaraciones, el líder del Vaticano habló sobre el acuerdo de paz firmado el pasado 6 de agosto en este país, entre el Gobierno de Maputo y la exorganización guerrillera Renamo. El conflicto bélico había terminado hace 27 años, pero la Renamo nunca había sido desarmada.

“Hace aproximadamente un mes, firmaron (…) el acuerdo para el cese definitivo de las hostilidades militares entre los hermanos mozambiqueños. Un hito, que agradecemos y esperamos decisivo”, dijo el papa según la traducción al español de los servicios del Vaticano, en su primer discurso desde su llegada, el miércoles por la noche, citado por la agencia NA.

El Sumo Pontífice también se refirió a la devastación que sufrió el país este año por el paso de dos ciclones (Idai y Kenneth), que afectó a miles de personas. En su discurso, el papa Francisco estuvo acompañado por el al presidente de Mozambique, Filipe Nyusi, y el líder de la Renamo, Ossufo Momade. La participación de ambos fue elogiada por el religioso.

“No a la violencia que destruye, sí a la paz y a la reconciliación”, señaló, destacando “el esfuerzo que desde hace décadas realizan para que la paz se vuelva la norma”. El mayor representante de la Iglesia católica, que cuenta con 1.300 millones de fieles en todo el mundo, acompañó el pesar de los mozambiqueños por la destrucción que dejaron los dos ciclones.

“Quiero dirigir mis primeras palabras de cercanía y solidaridad a todos los que padecieron recientemente los ciclones Idai y Kenneth“, dijo Francisco, cuyas consecuencias “siguen golpeando a tantas familias”. “Quiero que sepan que comparto su angustia y su dolor y también el compromiso de la comunidad católica para enfrentar una situación tan dura”, agregó el papa.

El paso de Idai y Kenneth en marzo y abril, respectivamente, dejaron 700 muertos. El segundo fue el ciclón tropical más fuerte en la historia de Mozambique, desde que comenzaron a utilizarse los registros modernos. Tanzania y las islas Comoras, también fueron golpeadas por Kenneth dejando daños significativos. Mozambique, uno de los más pobres del mundo, todavía se recupera de aquel desastre natural.

“En medio de la catástrofe y la desolación pido a la Providencia que no falte la solicitud de todos los actores civiles y sociales que, poniendo la persona en el centro, sean capaces de promover la necesaria reconstrucción”, añadió. Igualmente, el papa Francisco instó a que exista “igualdad de oportunidades” en Mozambique. “Que no cesen los esfuerzos hasta que deje de haber niños y adolescentes sin educación, familias sin techo, operarios sin trabajo, campesinos sin tierra”, exhortó. Su próximo destino será Madagascar. Terminará su visita en la isla Mauricio.