Trump es optimista sobre la guerra comercial con China

Pero desde Estados Unidos se augura un conflicto muy largo.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/09/06/trump-es-optimista-sobre-la-guerra-comercial-con-china/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-06T20:16:09-03:00">septiembre 6, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-06T20:35:06-03:00">septiembre 6, 2019</time></a>

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el viernes que los costos de su prolongada guerra comercial están cayendo directamente sobre China, pero uno de sus asesores advirtió que la lucha entre las superpotencias podría prolongarse durante años, informó la AFP. Negociadores de alto nivel de ambos países deben reanudar a principios de octubre en Washington el diálogo comercial.

“‘China está comiendo los aranceles’. Miles de millones están llegando a Estados Unidos. ¡Los granjeros patriotas dirigidos obtienen enormes dólares de las tarifas entrantes! Números de buenos empleos, sin inflación. China tiene el peor año en décadas. Las conversaciones están sucediendo, ¡bueno para todos!”, publicó este viernes el presidente estadounidense.

Las negociaciones entre Estados Unidos y China están estancadas desde hace cuatro meses. A fines de septiembre se prevén reuniones preparatorias de personal de menor rango, señalaron ambas partes. Según Trump, China está bajo presión para sentarse a la mesa. Las dos economías más grandes del mundo están enfrentadas desde hace 18 meses en una tensa pelea que supuso aranceles mutuos.

La imposición de gravámenes se intensificó el 1 de septiembre. Trump dice que quiere forzar a China a un cambio radical en la protección de la propiedad intelectual y otros aspectos clave de la relación comercial actual. Pero el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, advirtió que la guerra comercial podría extenderse como la Guerra Fría. “Hay mucho en juego, tenemos que hacerlo bien. Si eso lleva una década, que así sea”, dijo a periodistas.

“Este es el tipo de cosas en las que se observan consecuencias de largo alcance (…) no me tocó pasar toda la Guerra Fría, pero buena parte sí. Y tomó décadas, décadas, llegar a donde queríamos estar con la antigua Unión Soviética”, dijo Kudlow. Trump ha insistido en las últimas semanas en que la desaceleración de la economía de China forzará a Pekín a llegar a un acuerdo positivo para Estados Unidos.

Sin embargo, hay señales de que la guerra comercial también ha comenzado a pesar en la economía de Estados Unidos. Los reportes de ganancias corporativas indican que las compañías estadounidenses se han visto afectadas por el aumento de los aranceles y la incertidumbre comercial. Más de 10.000 recortes de empleos anunciados el mes pasado son resultado de las “dificultades comerciales”, reportó la AFP.

Trump planea gravar todas las importaciones de China, que según datos de 2018 equivalen a unos 540.000 millones de dólares. Pero Kudlow dijo que las conversaciones cara a cara se reanudarán en una atmósfera más tranquila a pesar de los aranceles. “No quiero predecir nada. Solo digo que es bueno que vengan aquí y que los ánimos estén más tranquilos”, dijo Kudlow a la cadena CNBC.