China acusó a EE.UU. de boicotear tecnología 5G de Huawei

Imagen tomada de la agencia de Noticias Argentinas. FRED DUFOUR / AFP.

El vicepresidente estadounidense Mike Pence pidió a varios países buscar otras alternativas.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/09/07/china-acuso-a-ee-uu-de-boicotear-tecnologia-5g-de-huawei/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-07T00:07:38-03:00">septiembre 7, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-07T00:27:09-03:00">septiembre 7, 2019</time></a>

La Cancillería de China denunció este viernes la “hegemonía” y el “abuso del concepto de seguridad nacional” por parte de Estados Unidos, luego de que el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, instara a Islandia y a otros gobiernos a “buscar alternativas” a la tecnología 5G hecha en el gigante asiático, en un nuevo intento por neutralizar a la empresa Huawei.

“Esto es un hegemonismo típico, la politización de los problemas económicos y comerciales”, denunció en una rueda de prensa Geng Shuang, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China. Dijo que su país “se opone firmemente a eso”. Aseguró que funcionarios estadounidenses hacen “comentarios irresponsables” sobre la “cooperación comercial”.

Geng indicó que ese boicot perjudica a las empresas chinas, mientras se “abusa del concepto de seguridad nacional” para bloquear la actividad comercial del gigante asiático, según informó la agencia AP. En la reunión que sostuvo esta semana con la primera ministra de Islandia, Katrin Jakobsdottir, Pence pidió a esa y “otras naciones amantes de la libertad” a atender su llamado.

El segundo hombre fuerte del Gobierno de EE.UU. solicitó hallar “alternativas” a la tecnología 5G, “esencialmente hecha en China”. Asimismo, Pence y el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, firmaron el lunes pasado una declaración conjunta para garantizar que “solo los proveedores fiables y de confianza participen en las redes”, un acuerdo que podría afectar a China y a su emblemática empresa de telecomunicaciones.

Huawei acusó a EE.UU. de intimidar, amenazar e intentar reclutar a sus empleados, además de lanzar ciberataques para infiltrarse en la compañía. En el marco de la guerra comercial entre EE.UU. y China, la tecnológica se encuentra en el punto de mira de Washington, que la acusa de espiar para Pekín a través de sus dispositivos, cuestión que la compañía niega.

En mayo pasado, el Departamento de Comercio estadounidense incluyó al fabricante chino en su lista negra comercial, lo que impide a los proveedores estadounidenses negociar con esa empresa.
El 19 de agosto, el secretario de Comercio de EE.UU., Wilbur Ross, anunció una extensión hasta el 19 de noviembre de la licencia general temporal otorgada a quienes comercien con esa empresa china.

Sin embargo, “algunas empresas estadounidenses dependen de Huawei, por lo que les estamos dando un poco más de tiempo para que se adapten”. Al mismo tiempo, el Gobierno de EE.UU. decidió añadir otras 46 filiales de Huawei a su ‘lista negra’ comercial. Google, Facebook, Twitter y otras empresas estadounidense no podrían operar en los dispositivos chinos.