Batalla judicial en Brasil por la censura de libros LGTB en Bienal de Río de Janeiro

Imagen tomada de las redes sociales.

La Fiscalía General y el Supremo Tribunal Federal coincidieron en "defender la libertad de expresión"
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/09/08/batalla-judicial-en-brasil-por-la-censura-de-libros-lgbti-en-bienal-de-rio-de-janeiro/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-08T21:16:36-03:00">septiembre 8, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-08T21:30:35-03:00">septiembre 8, 2019</time></a>

El presidente de la Supremo Tribunal Federal (STF), José Antonio Dias Toffoli, revocó el fallo del Tribunal de Justicia (TJ) de Río de janeiro, que permitía la censura de obras temáticas LGTB (Lesbianas, Gais,​ Transgénero y Bisexuales) en la Bienal de Río. El jurista respondió a una solicitud de la fiscal de la República, Raquel Dodge, y dictó el fallo la madrugada del domingo, informó el diario O Globo.

Esa decisión surgió pocas horas después de que el fiscal general le pidiera a la Corte Suprema que anulara el mandato del presidente de TJ, Claudio Mello Tavares, quien había autorizado al alcalde de Río de Janeiro, Marcelo Crivella, para retirar las obras en la Bienal. En una decisión de apelación hecha por la organización del evento, también este domingo.

El ministro del Supremo Gilmar Mendes siguió la misma línea. En un comunicado, Crivella dijo que apelará el fallo de la Corte Suprema. “Defiendo la orden judicial para otorgar la suspensión de la decisión de la presidencia del TJ de Río, que había suspendido la decisión del juez Heleno Ribeiro Nunes“, escribió Toffoli en la decisión que acoge con beneplácito los argumentos de la fiscal General.

En una solicitud a la Corte Suprema, Dodge dijo que la suspensión del mandato del presidente de la TJ es necesaria para “evitar la censura de la libre circulación de ideas, la libre expresión artística y la libertad de expresión en el país”. Crivella intentó censurar el viernes pasado las obras de temática LGBT en la Bienal, lo que provocó un fuerte movimiento contra el acto del alcalde.

Expresó su incomodidad por el beso entre dos personajes en un cómic a la venta en la Bienal: el libro de Marvel “Avengers – The Crusade of Children”, publicado originalmente en 2010. El alcalde interpretó el trabajo como ofensivo para niños y adolescentes. Y acuñó el término “homotransexualismo” para referirse al contenido del cómic.
La ciudad de Río de Janeiro anunció que apelará en la Corte Suprema.

LIBERTAD DE EXPRESIÓN

En la apelación, el Procurador General de Río declara que “la defensa de niños y adolescentes, basada en el Estatuto de Niños y Adolescentes estipula que las revistas y publicaciones que contengan material inapropiado o inadecuado para menores de edad deben comercializarse en envases sellados con una advertencia sobre su contenido”. Primero, una orden judicial del juez Heleno Nunes, de la 5ta Cámara Civil del TJ impidió la incautación de las obras determinadas por el alcalde.

Más tarde, el presidente del Tribunal de Justicia, el juez Claudio Tavares, revocó el requerimiento y otorgó la apelación de Crivella. Dodge luego vio un acto de censura y le pidió al presidente de STF, de turno durante el fin de semana, que anule la decisión del presidente de TJ. Toffoli respondió a la solicitud de la fiscal general. Para el presidente de la Corte Suprema, el caso es urgente.

La Bienal cierra este domingo y es responsabilidad del Supremo -indicó Toffoli- “dado que las protestas se basan en varios principios constitucionales, de los cuales destaca la libertad de expresión, el principio de igualdad y los derechos de los niños, niñas y adolescentes”. El alcalde de Jair Bolsonaro respondió a la línea homofóbica del presidente brasileño, quien está en contra de la homosexualidad en ese país.