Deforestación en la Amazonía brasileña se duplicó en los últimos meses

Fuente: NA

En el mes de agosto la cifra se incrementó considerablemente.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/09/08/deforestacion-en-la-amazonia-brasilena-se-duplico-en-los-ultimos-meses/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-08T15:08:45-03:00">septiembre 8, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-08T15:09:54-03:00">septiembre 8, 2019</time></a>

La controversia por la grave situación en el territorio amazónico de Brasil no ha terminado. Nuevos datos del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales brasileño (INPE) revelan que la deforestación ha tenido un peligroso aumento. Según expertos, los incendios forestales que han afectado en estos meses a la Amazonía han sido ocasionados por este factor. Uno que en varias ocasiones, el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, no ha querido reconocer.

Según datos del INPE, de acuerdo a lo revelado por el sistema de análisis DETER, la cifra de la deforestación en la selva amazónica se duplicó entre enero y agosto de este año. Puntualmente se registró un 6.404,4 km2, frente a 3.336,7 km2 en el mismo período de 2018 (+91,9%). Notoriamente en el mes de agosto, 1.700,8 km2 fueron deforestados. La cifra es menor que la de julio, pero representa el triple del mismo mes del año pasado, que fue de 526,5 km2.

Los altos niveles en los últimos años son considerablemente inferiores a los reportados en los últimos cuatro meses. Lo que vuelve a abrir el debate sobre la preservación y protección del “pulmón vegetal del planeta”, un territorio que cuenta con 5,5 millones de km2. Si la deforestación sigue incrementando los valores serían los más altos desde 2008.

De acuerdo a expertos en la materia, la cifra podría llegar a los 10.000 km2 en este año. Y es que los números lo demuestran: 738,2 km2 en mayo (+34,1%), 936,3 km2 en junio (+91,7%) y 2.255,4 km2 en julio (+278%) y ahora 1.700,8 km2 en agosto (+91,90%). A pesar de que Bolsonaro emitió un decreto para prohibir la quema por 60 días, se ha mostrado incrédulo sobre estas cifras del INPE. Incluso, llegó al punto de destituir a quien era el director de este instituto, Ricardo Galvao. En su lugar designó a Darcton Policarpio Damiao, un militar.

El presidente de Brasil ha considerado que los datos del INPE buscan dañar la imagen de su país. Su decisión de sustituir a Galvao fue según su portavoz, Otavio Rego Barros, para “buscar mejorar el análisis de datos sobre deforestación”. De acuerdo a especialistas y ambientalistas, la deforestación ha crecido desde la llegada de Bolsonaro al poder, quien ha permitido la actividad agrícola y minera en zonas protegidas y reservas indígenas.

Además el factor de la deforestación está ligada directamente con los incendios forestales, que también según el INPE desde enero hasta el 7 de septiembre se han generado 97.972 focos de calor. Igualmente, esta cifra representa un aumento con respecto al mismo período de 2018: un 53%. De este porcentaje solamente el 51,4% de las llamas han ocurrido en la selva amazónica.

Según la Directora de Ciencia del Instituto de Investigaciones Ambientales de la Amazonía (IPAM), Ane Alencar, que conversó con la AFP, explicó que los incendios aumentarán en este mes, porque “el pico de la deforestación se da en julio y el de los incendios en septiembre”. Esto se debe a que la quema sirve para reducir los árboles talados cuando están secos. Justamente ese ciclo se ve prolongado por la sequía, que podría durar hasta noviembre en ciertas regiones de Brasil.

La crisis que vive el Amazonas también ha enfrentado un debate internacional con respecto a un estatuto de “internacionalización“, que querría implementar el presidente francés Emmanuel Macron por la falta de respuesta que tuvo Bolsonaro para combatir los incendios. En la Cumbre Presidencial por la Amazonía realizada este viernes en Leticia, Colombia, el mandatario brasileño en su intervención por videoconferencia instó a los otros gobernantes a proteger la “soberanía” de la selva tropical más grande del planeta.