EE.UU. y los talibanes dejaron la puerta abierta para nuevas conversaciones

El Gobierno de Trump quiere retirar miles de soldados antes de las elecciones afganas del 28 de septiembre.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/09/08/ee-uu-y-los-talibanes-dejaron-la-puerta-abierta-para-nuevas-conversaciones/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-08T19:27:30-03:00">septiembre 8, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-08T19:37:52-03:00">septiembre 8, 2019</time></a>

Estados Unidos y los talibanes de Afganistán dejaron la puerta abierta este domingo a nuevas conversaciones, luego de que el presidente Donald Trump cancelara abruptamente una cumbre secreta, pero los insurgentes amenazaron a Washington diciendo que “sufrirá más que nadie”. El mandatario había cancelado el sábado las negociaciones después de que un militar estadounidense muriera en un atentado.

Los talibanes perpetraron un atentado el jueves en Kabul que mató a 12 personas. Trump dijo que había invitado a los líderes talibanes, así como al presidente afgano Ashraf Ghani, a reunirse el domingo en Camp David para dialogar sobre un borrador de acuerdo que podría resultar en la retirada de miles de soldados de Afganistán y el fin de la guerra exterior más larga de Estados Unidos.

En una serie de entrevistas el domingo, el secretario de Estado, Mike Pompeo, no descartó un regreso a las conversaciones, pero dijo que Estados Unidos necesitaba un “compromiso significativo” por parte de los talibanes. “No soy pesimista”, dijo Pompeo a la cadena NBC. “He visto a los talibanes hacer cosas y decir cosas que no se les había permitido hacer antes”, agregó el jefe de la diplomacia estadounidense.

“Espero que los talibanes cambien su comportamiento”, dijo a la cadena ABC. “Al final, esto se resolverá a través de una serie de conversaciones”, agregó. Y aseguró también que Trump “no ha decidido todavía” si llevará adelante la decisión de retirar tropas. Según el borrador del acuerdo, sacaría 5.000 de los aproximadamente 13.000 soldados estadounidenses de Afganistán el próximo año, informó la AFP .

“Si los talibanes no se comportan, si no cumplen con los compromisos que nos hicieron durante semanas y, en algunos casos, meses, el presidente de Estados Unidos no va a reducir la presión”, dijo Pompeo. El negociador estadounidense Zalmay Khalilzad pasó un año reuniéndose con los talibanes, quienes confirmaron que consideraban que el acuerdo había concluido.

El vocero de los talibanes, Zabihullah Mujahid, dijo que Trump no mostró “experiencia ni paciencia”. Estados Unidos “sufrirá más que nadie” por la decisión de Trump, advirtió en un comunicado el grupo insurgente. “Su credibilidad se verá perjudicada, su postura contra la paz se volverá más visible para el mundo, sus pérdidas humanas y financieras aumentarán, y el papel de Estados Unidos será desacreditado aún más”, se afirmó en la misiva.

Pero el portavoz afirmó que los talibanes todavía creen “que el lado estadounidense volverá” a las conversaciones que buscan “el fin de la ocupación”. En tanto, Ghani dijo este domingo valorar los “esfuerzos sinceros” de sus aliados en favor de la paz. El presidente afgano comunicó que seguía “dispuesto a trabajar con Estados Unidos y otros aliados para lograr una paz duradera”.