Pompeo da por muertas las negociaciones de paz con los talibanes de Afganistán

La decisión fue motivada por el atentado en Kabul.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/09/08/pompeo-da-por-muertas-las-negociaciones-de-paz-con-los-talibanes-de-afganistan/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-08T12:25:09-03:00">septiembre 8, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-08T12:30:45-03:00">septiembre 8, 2019</time></a>

Las conversaciones para llevar la paz a Afganistán actualmente se encuentran suspendidas y Estados Unidos seguirá presionando a los militantes talibanes mientras brinda apoyo militar a las tropas afganas hasta que vea compromisos significativos por su parte, según explicó este domingo el secretario de los Estados Unidos, Mike Pompeo.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunció inesperadamente el sábado que había cancelado las conversaciones de paz con los “principales líderes” de los talibanes en el complejo presidencial de Camp David, Maryland, después de que el grupo se atribuyera la responsabilidad de un ataque en Kabul que mató a un soldado estadounidense y a otras 11 personas.

“Si los talibanes no se comportan, si no cumplen con los compromisos que nos han hecho durante semanas, y en algunos casos meses, el presidente no va a reducir la presión, no vamos a ir para reducir nuestro apoyo a las fuerzas de seguridad afganas que han luchado tan duro allí en Afganistán “, explicó Pompeo sobre la situación en una entrevista con CNN.

Cuando le preguntaron en Fox News Sunday si se puede dar por muertas las negociaciones, Pompeo respondió que “por el momento lo están”. Tras la cancelación de las negociaciones, los talibanes declararon este domingo que esta decisión “perjudica la credibilidad” de Estados Unidos y conllevará pérdidas entre sus soldados. “Los estadounidenses sufrirán más que nadie por cancelar las negociaciones”, aseveró su portavoz, Zabihullah Mujahid.

A través de un comunicado, el movimiento Talibán ha afirmado que las preparaciones para firmar un acuerdo transcurrían con normalidad hasta el ataque, pero ahora que todo está cancelado los talibanes seguirán con la continua yihad contra la ocupación extranjera, y por el momento se muestran seguros de su “victoria”.

Para ellos la prioridad es la retirada de las tropas de Estados Unidos, mientras que para Washington el objetivo es que Afganistán no vuelva a convertirse en un refugio para extremistas como los de Al Qaeda. Sin embargo, los talibanes se niegan a dialogar con el Gobierno afgano por considerarlo un ilegítimo régimen “títere”.

Ante el atentado del 5 de septiembre Trump expresó: “¿Qué tipo de gente mataría a tantas para fortalecer visiblemente su posición de negociación? ¡No lo lograron, solo la empeoraron! Si no pueden acordar un alto de fuego e incluso son capaces de matar a 12 personas inocentes, entonces, probablemente, no tengan el poder de negociar un acuerdo significativo de todos modos”.