Al menos tres muertos por el paso del tifón Faxai por Tokio

Decenas de personas han resultado heridas.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/09/09/al-menos-tres-muertos-por-el-paso-del-tifon-faxai-por-tokio/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-09T10:53:04-03:00">septiembre 9, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-09T10:59:44-03:00">septiembre 9, 2019</time></a>

El poderoso tifón que golpeó a Tokio en la noche del domingo con feroces ráfagas de viento y fuerte lluvia dejó al menos tres muertes y provocó cortes generalizados en el suministro de energía eléctrica y graves disturbios en el transporte público. El tifón Faxai, con ráfagas de viento de hasta 216 kilómetros por hora, llegó a la región de Chiba, al sudeste de la capital japonesa, poco después de haber cruzado la bahía de Tokio.

Las autoridades locales emitieron recomendaciones de evacuación, no obligatoria, para unas 390.000 personas, con sugerencias de concentrarse en refugios seguros ante la violencia de los vientos y de la lluvia. La policía confirmó que una mujer de alrededor de 50 años fue hallada muerta en Tokio. Imágenes captadas por cámaras de seguridad mostraron que la mujer fue arrastrada por el viento a través de una calles y luego contra una pared.

En tanto, la agencia de noticias Kyodo informó que hubo al menos 30 personas heridas por el tifón. Incluso, varios barrios de la capital japonesa optaron por dejar cerradas las escuelas el lunes a raíz de los riesgos que representan para los estudiantes los fuertes vientos, que deberán permanecer aún después del paso del tifón.

A primera hora del lunes había unos 900.000 usuarios sin energía eléctrica en la periferia servida por la empresa eléctrica Tepco, en especial en la región de Chiba. De acuerdo con la prensa local, se registraron daños a viviendas en la región sur de Shizuoka, aunque una periodista constató también estragos en la región metropolitana de Tokio.

Imágenes de televisión mostraban el hundimiento del techo de un puesto de abastecimiento de gasolina en la región de Tateyama, al sur de Tokio. También se registraron daños en las vías férreas, en especial en una de las líneas que une Tokio a la periferia sur, en dirección de Yokohama, por la caída de árboles. No obstante, las autoridades locales no recibieron informes sobre la existencia de personas heridas. “Permanezcan en alerta ante los riesgos que representan las ráfagas de viento y el oleaje. Estén atentos a deslizamientos de tierra y el desborde de ríos”, pidió en una nota oficial la Agencia de Meteorología.

La empresa de transporte ferroviario Central Japan Railway Company anuló una centena de salidas de sus trenes de alta velocidad entre Tokio y las ciudades del centro y el oeste del país. La línea circular Yamanote, una de las más utilizadas, también fue temporariamente cerrada, y debería retomar gradualmente las actividades en la mañana.

Varias centenas de vuelos fueron anulados, afectando a miles de pasajeros, y numerosos ferries que actúan en la bahía de Tokio también fueron suspendidos. En tanto, varias autopistas costeras fueron cerradas en el oeste de la capital, en Kanagawa. El domingo, ocho surfistas habían sido rescatados en la costa de Shizuoka, de acuerdo con autoridades locales.